10 pasos para concentrarse en la era de la distracción

Las últimas estadísticas arrojan que los millenials tienen menos memoria que un pez y no es que sea cierto, es que si no les interesas en un tiempo inferior a tres segundos pasan a otro tema y se olvidan de ti.

Estamos cambiando socialmente a causa de los efectos que está teniendo internet. Más trabajo desde casa sin horarios pero pendientes 24/7, cómo elegimos los servicios que adquirimos, recomendaciones on-line para comprar productos, servicios de taxi, hotelería y otros más baratos gracias a la democratización que representa tener acceso a internet.

Si bien todos estos son factores positivos hay otros tantos que nos hacen la vida más difícil. Internet nos distrae sea con sus noticias, notificaciones o gossips a través de whatsapp ¿Quién no ha intentado llevar un objeto a un lugar preciso y por el camino recibe una notificación que termina por hacerle olvidar lo que estaba haciendo?

Si no quieres permitir que tu Wi-Fi se apodere de tu vida sigue los siguientes pasos:

  1. Establece qué páginas es necesario que revises a diario y el horario para consultarlas: No es que no quiera que sigas leyendo pero lo cierto es que, a veces, una tarea que podríamos haber resuelto en 10 minutos nos toma horas por todas las interrupciones que recibimos. Elije por necesidad, por ejemplo, laboral.
  2. Memoriza los artículos que te interesan para más tarde: Si mientras consultabas tu facebook apareció un artículo interesante pero no puedes leerlo en el momento, memoriza quién lo compartió y revisa su perfil cuando tengas tiempo para leerlo con tranquilidad.
  3. Trabaja en períodos de 40-50 minutos y descansa: No es lo mismo el rendimiento que puedas tener los primeros minutos de trabajo que al cabo de horas. Por más que te guste lo que estás haciendo, es normal que después de un largo rato te distraigas. Descansa a menudo y dedícate a otras cosas en otro lugar distinto al de tu trabajo.
  4. Desconecta las notificaciones de tus apps o silencia el teléfono: La curiosidad mata tu concentración y, si antes de ponerte a trabajar le escribiste a tu hermana para saber si podía tomar un café contigo esta tarde, estarás alerta hasta saber la respuesta. Apaga las notificaciones o silencia tu teléfono de modo que no haya ni vibración.
  5. No seas un androide: Búscate ir a tomar una cerveza con alguien real de vez en cuando, lee un libro, sal a correr, vete al gimnasio, cocina algo, aprende algo nuevo. La idea es que, además de tu yo digital, tengas un yo real que pueda permitirte ser feliz y realizarte.
  6. Di no a otras redes sociales: Claro que, hazlo de forma inteligente. Por ejemplo, si estás en el campo de la política es probable que necesites de tu twitter para estar informado así que, mejor no deshacerse de él. Si te molestan con visiones religiosas en facebook, fotos ególatras en instagram o imágenes que no te dicen nada en pinterest, bórrate.
  7. Revisa tu email a determinadas horas del día: Este punto es especialmente útil si eres freelance. El trabajo llega a todas horas y eso nos distrae así que, decide a qué hora vas a mirarlo y con qué asiduidad para que no te esclavice y “mate” otras actividades.
  8. Usa agenda y bloc de notas “analógico”: Hasta anotar en tu agenda digital puede provocar que tu mirada se vaya a las notificaciones así que, consigue una agenda y anotador que te guste porque va a ser tu gran amigo durante todo el año.
  9. Encuentra momentos del día para hacer el resto de cosas pendientes: Ducharte, lavar los platos, preparar la comida y sacar al perro puede ser parte de tu día a día. Organízate para que tu casa no sea un caos y tengas tiempo para todo. Quizás una combinación de estas actividades y las otras frente a la pantalla sea lo ideal…
  10. Autocontrólate: Sabemos que las tentaciones pueden ser grandes pero no puedes esperar ningún tipo de productividad si no te organizas. A nadie -o casi nadie- le gusta vivir en el caos, además, el pan de cada día está en juego.

Si te ha gustado este post y necesitas algo parecido a este texto contáctame. Tambien puedes suscribte al blog “ La Fábrica de las Palabras” o darle “me gusta” a la fanpage La Fábrica de las Palabras.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Deja un comentario