Las 6 claves para un buen liderazgo según A. Silva

Aprendizaje: El aprendizaje es, sin dudas, una de las herramientas más importantes para que un buen líder y  una organización necesitan para que puedan desarrollar al máximo su potencial y, sobre todo, para adaptarse a los permanentes cambios que nos exige la realidad. Sin aprendizaje no hay evolución.

Muchas organizaciones reducen sus esfuerzos de aprendizaje a lo técnico que, si bien es algo fundamental, no es suficiente porque la dimensión del desarrollo profesional necesita acompañarse por el desarrollo personal. Una persona que es sólida desde el punto de vista técnico pero que tiene dificultades para interactuar con los demás nunca va a poder ser un profesional sobresaliente porque es en la interacción con los demás donde se juega gran parte del éxito en los equipos de trabajo.aprendizaje

Por lo tanto, por dar un ejemplo, ¿de qué sirve que alguien sepa mucho sobre marketing si esa persona no tiene herramientas ni habilidades necesarias para colaborar con los demás? Si miramos los esfuerzos que hacen las empresas por formar a su personal estos se centran casi siempre en inversiones sobre temas técnicos y no así en las “habilidades blandas”. Eso termina teniendo un costo elevado tanto en la productividad como en el clima laboral.

Presencia: La presencia se define como la capacidad de estar en el aquí y en el ahora, que es donde realmente suceden las cosas. Muchas personas pierden mucha energía mirando al pasado y proyectando el futuro, pero ninguna de estas dimensiones existe más allá del presente.

Este no es un tema menor porque nuestra energía (que es nuestro combustible) va directamente hacia nuestra atención y si ésta está en el pasado o en el futuro lo que vivimos es una fuga de energía. Si en una reunión no hay condiciones de presencia porque la gente está solo con el cuerpo presente pero con la mente paseando por cualquier lugar, nada interesante puede pasar.constantes vitales

Por eso la presencia es una condición indispensable para que los equipos humanos podamos generar acciones de calidad. Esto también es aplicable al tema de las redes sociales. Estamos constantemente conectados en el mundo virtual pero no en el real y eso es peligroso, no solo a nivel profesional sino también en el plano personal.

Conversaciones: Solemos perder mucho tiempo en reuniones poco efectivas en las que se habla mucho de algo que no aporta nada al trabajo. Existe la falsa creencia de que al conversar no estamos trabajando y por eso solemos prestar poca atención a la manera en la que se desarrollan nuestras reuniones.reunion aburrida

Lo que muchos no tienen en cuenta es que coordinamos nuestras acciones a través de conversaciones y es allí donde se juega gran parte del éxito de todo lo que hacemos. De los intercambios nacen nuestros proyectos, nuestros conflictos, el aprendizaje, las ideas y, por lo general, en muchas empresas este es un tema que no se tiene en cuenta.

Aprender a estructurar y facilitar las reuniones es una de las mejores inversiones que podemos hacer para que nuestras organizaciones crezcan porque, al mejorar nuestra manera de dialogar partimos de una mejor base para realizar mejoras a nuestro alrededor.

Necesitamos reuniones en las que seamos capaces de procesar de manera efectiva las necesidades de la organización y para eso no solamente se necesita buena voluntad, se necesita de método.empoderamiento

Empoderamiento: Generar ciertas condiciones que propicien el empoderamiento provoca que no todo recaiga en la figura de un líder sino que otros tomen las riendas y cooperen en la dirección de la empresa. Nadie tiene las respuestas a todos los problemas de una organización, el tren lo conducen todos. La creencia de que el líder es el que debe empoderar a los demás es una gran trampa. Nadie puede “empoderar” a otra persona porque es la persona la que decide o no asumir su poder.

Si tuviésemos el poder de empoderar a los demás, todo sería sumamente fácil. La realidad es mucho más compleja. Yo creo que la gran tarea del líder es generar las condiciones adecuadas para que la gente (que realmente desee hacerlo) asuma su poder. Para eso, además, es necesario que el líder reconozca sus limitaciones y su vulnerabilidad porque un líder que todo lo puede, no necesita de otros.jardín

Un buen líder es como un jardinero porque el buen jardinero trabaja para que las plantas y el jardín desarrollen su máximo potencial. Lastimosamente, muchos creen que el líder es el árbol más grande y lindo del jardín.

Jerarquía: El modelo empresarial tradicional está basado en el paradigma de la enseñanza, donde hay alguien que tiene todo el conocimiento y otros que tienen que recibirlo. Este modelo es sumamente limitado porque parte de la premisa de que todo el conocimiento y el poder se concentran en una sola figura desconociendo todo lo que los demás pueden aportar.facilitador

En las reuniones, por ejemplo, suelen ser muy pocos los que hablan y, el resto de las personas, permanecen como “oyentes”. No es que los últimos no tengan nada que aportar sino que simplemente no se les da la oportunidad.

Existe otro paradigma de aprendizaje, donde cada persona es protagonista de sus propios procesos y se apropia de los conocimientos que va construyendo junto a los demás. En este caso, en lugar de un “profesor” tenemos un buen facilitador capaz de canalizar ese proceso.

Reflexión: Parar a pensar sobre cómo se han hecho las cosas y cómo hacerlas nuevamente para que mejoren. Es algo en lo que muchas empresas fallan dada la vorágine actual en la que vivimos. Un tiempo para la reflexión individual o grupal lejos de estorbos es un gran ejercicio de mejora.

Si quieres saber más sobre quién es Andrés Silva te invitamos a que entres a la siguiente entrevista: Andrés Silva líder de líderes.

Si te gusta lo que lees suscríbete al blog más abajo, dale me gusta a nuestro Facebook o sígueme en Twitter. ¡Ahhh! Y no olvides comentar! Nos encanta hablar con nuestros lectores 😉

Share on Facebook14Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Deja un comentario