¿Eres un nómada digital?

Vuelos baratos, internet rápido, parejas multiétnicas, conexiones en tiempo real con el otro lado del mundo y similares son elementos que han provocado que haya nómadas digitales.

Estos son profesionales pegados a sus equipos informáticos trabajando desde cualquier parte del mundo que disponga de conexión a internet. ¿Eres uno de ellos? Sigue leyendo.

La vida nómada tiene dos caras, la feliz, que es la de viajar cuando quieres y donde quieres, vivir donde te da la gana aparentando que estás todo el día ocupado en tus hobbies y la complicada. Esa es la de trabajar a cualquier hora del día, pasar algunas temporadas sin mucho trabajo y tener que recomenzar socialmente en cada ciudad en la que aterrizas.

Vivir de forma nómada tiene un precio muy alto, que es el de estar lejos de tu casa y de tu familia aunque… probablemente hace ya mucho dejaste de saber cuál es tu casa y dónde están verdaderamente las fronteras.

El nómada construye su personalidad en base a cada lugar en donde vivió y adopta costumbres nuevas que hacen que finalmente sea una especie de engendro al que nadie puede entender.

Un nómada puede ser un rubio atómico australiano bailaor de flamenco en sus ratos libres y consultor financiero de grandes corporaciones vía on-line. Este puede tener la habilidad de transformarse en esponja cuando le ponen una cerveza delante pero, a la vez, puede adorar el tereré y come dulce de leche como si de marmite se tratara.

Los que son nómadas y además trabajan digitalmente se deben adaptar a nuevas costumbres no tan fáciles de entender. Lo divertido es que las sorpresas nunca terminan.

No es fácil adaptarse a los cambios, por eso el nómada digital debe saber escuchar los consejos locales y poner buena cara al mal tiempo. Contar hasta 10 es una de las tácticas más usadas, así como la resiliencia. Te levantas una y otra vez a pesar de que tu técnica, en el país en el que te encuentras, no haya funcionado.

No tomar los sucesos negativos como personales es de gran ayuda así como poner los cinco sentidos en cada evento social…para ver si tu comportamiento “encaja”. La observación es clave.

A pesar de todo, a veces la realidad que nos rodea no es exactamente ideal así que la aceptamos como si de un estudio sociológico se tratase. Como dice el dicho, sarna con gusto no pica.

La capacidad organizativa es una habilidad que debe tener entrenada el nómada digital así como la de entusiasmarse, ya que no va a estar tu madre ni tu abuela con pancartas diciendo lo bien que lo haces. Es más, al contrario, sea el país que sea al que vayas nadie va a estar esperándote. Vas a tener que darte a conocer pero, en ese factor está gran parte de la magia.

Conocer profundamente varios países del mundo te permite:

  • Hacer amigos en todo el globo.
  • Escuchar historias ajenas en las que llegas a conocer mentalidades y formas de vivir de otros lugares remotos.
  • Tener alojamiento gratis en diferentes ciudades del mundo.
  • Abrir tu mente.
  • Dar valor a lo esencial y no tanto a lo material.
  • Tener pareja de otro origen distinto al tuyo, lo cual aporta vida a una relación (a veces ¡hasta demasiada!)

Si tienes corazón de viajero, amas tu trabajo pero sigues anclado a tu trabajo de 9 a 5 piénsalo bien. Internet ha democratizado muchas cosas y el trabajo es una de ellas.
Si te ha gustado este post y quieres seguir recibiendo noticias, suscríbete al blog “ La Fábrica de las Palabras” o dale “me gusta” a nuestra fanpage La Fábrica de las Palabras.

Si necesitas a alguien que escriba contenido para tu web, blog o redes sociales como el que acabas de ver contacta!

Share on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

2 Comentarios

  1. Vaya vaya~~ muy lindo lo que estás haciendo!!! Me gusta!!

    1. gracias, Susana! Dale me gusta a la fanpage, si quieres o sigue mi blog! Hay muchos artículos como este que te gustarán

Deja un comentario