La gran Berta Rojas entre bastidores

Berta Rojas La Fábrica de las Palabras Rosa Grimaldi

Al llegar al restaurante donde habíamos quedado vi a Berta Rojas sentada con su asistente Karina y comenzó una distendida charla. Le dije que suponía que debía estar estresada con tantas entrevistas con la prensa para realizar la promoción de su nuevo disco.

Sorprendentemente me contestó que no, que prácticamente no concedía ninguna. Yo le pregunté por qué entonces me había permitido a mí llegar hasta ella. Me respondió  “elijo solo algunos medios de comunicación o acepto por insistencia”. No sé cuál de los dos casos habrá sido el mío pero en cualquiera de ellos, ¡GRACIAS, Berta!

Berta, háblame de tu nuevo disco

Recientemente presentamos Felicidade, un disco dedicado a Brasil. En él participaron diferentes artistas como los integrantes de la Orquesta Sinfónica Nacional, tuvimos los arreglos y la dirección musical del argentino Popi Spatocco. Fue fantástico trabajar con todos ellos.

Además, tenemos el orgullo de que en él trabajaron estrellas de la música como Gilberto Gil, Ivan Lins y Toquinho, lo cual es un enorme privilegio para mí. Felicidade es un material con mucho acento paraguayo y con muchísimo amor y respeto hacia la música brasileña.

¿Qué te llevo a hacer ese trabajo? ¿Por qué Felicidade? ¿Por qué Brasil?

Hace unos años grabé un disco con Paquito D’ Rivera que se llamó Día y Medio. Estaba dedicado a la música de Paraguay y tuvo una nominación a los Latin Grammy. Con esa compilación nos dimos cuenta que en el mundo había mucha necesidad de escuchar cómo sonaba la música paraguaya desde Paraguay.

Teníamos proyección internacional y en eso Paquito fue clave porque nos abrió muchas puertas. Desde entonces decidí  que lo que quería hacer en la vida era concentrarme en viajar por los paisajes sonoros de América Latina y dejarlos plasmados en discos. Después de Día y Medio trabajé en otro que se llamó Salsa Roja, que tenía el foco en varias regiones de Latinoamérica.

Posteriormente trabajé con la música argentina en un disco que grabé con la Camerata de Bariloche, éste se llamó Historia del Tango y también estuvo nominado a los Latin Grammy. Era una compilación dedicada a ese género rioplatense que es el tango.

Un destino natural después de todo eso fue Brasil y por eso terminamos por concentrar nuestro siguiente trabajo en ese país.

¿Cuáles crees que son las características más positivas y más negativas de los paraguayos según tu parecer?

Es muy difícil hacer un análisis de todo un país pero sí puedo hablar de cosas muy lindas que me tocó vivir acá, como la solidaridad. Esa frescura y esa ingenuidad que tenemos los paraguayos, esa ausencia de maldad que tienen muchos, sobretodo en el interior. Los paraguayos tenemos esa facilidad de dejar de comer para ceder nuestro plato. Abrimos las puertas de nuestra casa, de nuestras cosas, de nuestra vida.Berta Rojas La Fábrica de las Palabras

Esa misma característica podría identificarse como negativa también ya que pecamos, según mi criterio, de ser un poco ingenuos. Eso nos juega en contra, nos hace olvidar del poder que tenemos como pueblo para cambiar muchas realidades de las que no estamos contentos. Estamos acostumbrados a dejar pasar las cosas y a no quejarnos. Eso quizá sea algo en lo que tengamos que trabajar para poder potenciar nuestras voces.

¿Te sientes identificada con las cualidades de los paraguayos?

Creo que un poco sí. De todos modos, en mi caso, como viví en países como el Uruguay aprendí mucho sobre el poder que tienen las voces cuando se suman, cuando se abrazan por una fuerza común.

Creo poder compartir las cosas buenas de ser paraguayo, lo siento en mi hablar y en mi ritmo, que es más pausado que el que sentimos en otros lugares del mundo.Acá en Paraguay sentimos el ritmo de forma diferente.

¿Y tú crees que ese ritmo se aplica a la música también?

Sí, yo creo que sí, ya que la música es la expresión de lo que somos. Por supuesto que por eso existe un género como la guarania.Berta Rojas La Fábrica de las Palabras

¿Qué crees que se puede mejorar en Paraguay a través de la música?

La música, no solo en Paraguay sino en el mundo entero, es un factor de unión. Tiene la facilidad de viajar, no tiene barreras de idioma, solo barreras de sensibilidad y estéticas. La música nos permite tener un canal de comunicación y de unión muy importante y eso es lo que tratamos de hacer en  nuestros proyectos sociales.

Por ejemplo, en el ensamble Pu Rory, una vez al mes nos reunimos con jóvenes músicos que tocan la guitarra y que provienen de todo Paraguay. Son 26 en total con edades comprendidas entre los 14 y los 26. Nos encontramos los domingos, tocamos juntos en grupo lo cual es hermoso, especialmente porque la guitarra clásica es un instrumento solista, sin embargo, en el Ensamble los chicos trabajan en grupo, en comunión. El trabajo solidario y en grupo es muy importante para saber cuándo soy la voz cantante, cuándo toca que hable y cuándo me toca escuchar.

Si una persona en Paraguay tiene escasos recursos y quiere vivir de la música, ¿cómo puede hacerlo?

En el CONAMU, Conservatorio Nacional de Música, en el Instituto Municipal de Arte y en la carrera de bellas artes de la Universidad Nacional de Asunción. Todos ellos son organismos gratuitos.

De todos los auditorios en los que te tocó interpretar, ¿cuál fue el que más te impacto y por qué?

Hay muchas ocasiones que tienen ese impacto en uno. De hecho, la carrera se va construyendo así, con nuevas oportunidades y nuevos públicos a los que conquistar. Creo que este trabajo nos sorprende siempre  a los músicos porque cada escenario al que uno llega es un desafío grande o pequeño y para mí, todos tienen su historia especial.

Hay una ocasión que quizá destacaría por haberme expuesto a cosas que no había vivido antes. Fue cuando toqué con la Orquesta Filarmónica de Bruselas. Ese fue un concierto transmitido para la TV nacional belga y por ello había más de diez cámaras en un teatro a sala llena. Ver que el día antes se ensayaban las tomas para que nadie se perdiera a ningún solista me impactó. Yo nunca lo había visto y, claro, sentí mucho la presión por estar trabajando a un nivel muy alto.

¿Todavía a día de hoy te tiemblan los dedos frente al público? 

Sigo sintiendo la emoción del próximo contacto con el público y si alguna vez dejo de sentir eso será porque algo murió en mí. Siempre se siente ese respeto y esa pregunta de cómo será. Como dice Paquito D’ Rivera, cuando uno tiene que subir al escenario pasa lo mismo que cuando subes a una montaña rusa. Va subiendo, va subiendo, va subiendo y vas creándote unas expectativas. De hecho, sabes que en algún momento va a tener que bajar y ya, cuando sales al escenario, es cuando llega la bajada. Es en ese momento cuando empieza la diversión.

¿Dónde te podemos ver actuar en Paraguay?

En el Show de Dequení, que es el 30 de junio. Dequení es una fundación que realiza proyectos específicos para apoyar la estimulación temprana en niños. Vamos a hacer un show especial y solidario con artistas del pop y del rock de Paraguay y con la OSCA, en el Banco Central.

Compra tus entradas aquí.

¿Qué opinas de la movida cultural que hay actualmente en Paraguay?

Gracias al cielo estamos viviendo una etapa en la que estamos empezando a despertar. Veo que hay una movida muy linda de los jóvenes con el centro. Ellos se apropiaron de esa zona de la ciudad y están buscando despertarlo y darle vida.

Lo bueno es que actualmente hay muchas personas jóvenes que se sienten capaces de hacer arte y de vivir del arte, que toman ese riesgo, algo que no sentíamos antes. Hay un despertar que es muy lindo, muy interesante y vamos a ver los resultados que nos da en un tiempo.

¿Te podrían seleccionar de nuevo para los Grammy este año?

Sí, podría ser porque se trata de un evento anual.

Berta Rojas en el diván

Cual fue el mejor día de tu vida hasta hoy: El día que después de la cirugía por cáncer pude volver a tocar la guitarra. Ese fue un día de renacimiento para mí.

Tu mejor cualidad: Me gusta trabajar en equipo y escuchar las voces de la gente. Encontrar la sabiduría en la multitud.

Tu peor defecto: Perfeccionismo. Soy muy exigente conmigo misma, lo cual no me permite disfrutar de algunas cosas, algunas veces.

Una frase que te haya marcado en la vida: Mi hermano cuando me iba a estudiar Uruguay me dijo “eveve ke che hermana,  eveve”,  volá hermana, volá. Esa frase me acompaña en todo lo que hago y la tengo muy presente.


Berta Rojas es una mujer comprometida e involucrada en varios proyectos sociales entre los que destaca el Ensable Pu Rory, en el que junto con la Fundación Itaú 25 jóvenes promesas de la guitarra clásica reciben clases magistrales por parte de la maestra Berta Rojas y pueden disfrutar de todas las enseñanzas que ella concentra en su larga e intensa carrera como músico.

En otro proyecto conocido con el nombre “Con Berta Rojas hoy toca Mangoré” Berta ha recorrido 133 instituciones educativas de Paraguay y ha llegado a 45.000 alumnos para que puedan reconocer la grandeza de los músicos que ilustran la historia de la música paraguaya.

Otro proyecto con el que realmente recorrió de pies a cabeza Latinoamérica dando a conocer la obra de Agustín Pio barrios es “Tras las huellas de Mangoré”

Berta Rojas es promotora de el Barrios WorldWideWeb Competition, una de las competencias internacionales más importantes del mundo, por su convocatoria a nivel mundial, su importancia en el desarrollo de nuevos talentos en la guitarra clásica y por estar ligada al que es conocido como el Chopin de la guitarra, Agustín Pío Barrios.

Visita otras entrevistas a embajadores de Paraguay: Luís Szarán, Yanina Aubrey y el restaurante que conquistó la ciudad de Nueva York, I love Paraguay.

Share on Facebook180Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Deja un comentario