La edad sí importa para trabajar. 7 Consejos para ser laboralmente atractivo

La edad importa, tanto si eres hombre como si eres mujer este es un tema que debería preocuparte. Si tienes más de 35 años de edad en caso de las mujeres o más de 45 en el caso de los hombres vas a empezar a notar cómo le hacen hueco a los jóvenes en lugar de a personas como tú, no importa si tienes una vasta experiencia en uno o varios sectores.edad

Cada año miles de jóvenes salen al mercado con otra visión, habiendo mamado la tecnología desde su nacimiento, con ligeros conocimientos de lo que son sus derechos laborales y dispuestos a cualquier cosa con tal de enrolarse en su primera experiencia laboral, entre las que se cuenta, aceptar un sueldo ínfimo.edad-millenials

Las personas con edad más avanzada llevan suficiente tiempo trabajando para saber cuáles son sus derechos, cómo hacer valer su voz y su experiencias previas les han vuelto más astutos a la hora de negociar un sueldo, vacaciones y demás complementos salariales. En definitiva, bajo el punto de vista laboral, personas mucho menos maleables que los jóvenes millenials.

Las ventajas para las empresas de nutrirse de personas de corta edad es el hecho de poder moldearlos al gusto, algo que, si bien ocurre con el tiempo, no es garantía de que se queden en la empresa para siempre. En muchos casos nos encontramos con empresas gestionadas íntegramente por jóvenes inexpertos, lo cual se traduce en experiencias desastrosas para los clientes.edad-maleable

Ejemplo: compañías telefónicas a las que el usuario llama, le pasan de departamento en departamento y nunca atienden su necesidad.

Así, en vista de que a un empresario le pueda ser más rentable la mano de obra juvenil barata ¿cuáles son las expectativas que uno pueda tener al llegar a mediana edad? Las personas que se encuentran con una serie de obligaciones, como el pago de una vivienda o la responsabilidad de ocuparse de los hijos optan por la opción de no moverse de puesto, lo cual puede conllevar consecuencias negativas para la salud. Si tardan unos años en decidir que ya no aguantan más, a medida que el tiempo pasa se van dificultando más y más las facilidades para encontrar trabajo.edad-atrapado

La edad sí importa: 7 Consejos para seguir siendo laboralmente atractivo

Formación continuada para seguir siendo competitivo: No puede ser lo mismo un recién licenciado que una persona con el mismo título además de experiencia en varios campos y con estudios de postgrado o máster. La visión, el juego de cintura que puede tener un profesional maduro y el sentido común es una gran ventaja frente a personas que acaban de salir del cascarón.edad-formacion

Ofrecer lo que los jóvenes no tienen: Si algo los jóvenes recién licenciados no suelen tener es experiencia, salvo contadas excepciones. Refuerza en tu CV la parte de lo que aprendiste en cada puesto de trabajo para que puedan ver las ventajas de contratar a una persona de mediana edad frente a un joven sin experiencia.

Los idiomas son un gran atractivo así que, si todo el mundo habla inglés, concéntrate en ofrecer inglés y algo más. Para las empresas es importante poder tener en una sola persona que sepa varios idiomas ya que eso les ahorra el dinero.

Segmentar bien: A una empresa le puede resultar altamente interesante el perfil de una persona que haya trabajado para la competencia o que lleve años metido en el sector. ¿Qué puedes ofrecerle gracias a tu experiencia en eso? Ponte en la piel del empresario para que pueda escuchar lo que quiere oír.

Sé un producto: Utiliza todo lo que esté a tu alcance para venderte a ti mismo como un producto: Twitter, LinkedIn, etc. Si saben que eres una persona con opiniones interesantes y con una experiencia excepcional lo valorarán. Destaca.edad-marca

IT: La mayor parte de los casos en los que se opta por un joven antes que por una persona de mediana edad para un trabajo es el manejo y entendimiento de las redes sociales y de la tecnología. Si demuestras de entrada conocimiento te verán con otros ojos.

Pies en el suelo y aporte de soluciones: Si bien los millenials son personas con un gran potencial, el hecho de estar empezando a pisar el mercado les convierte a ojos de muchos empresarios como grandes soñadores. Sus soluciones pasan por crear apps para las que no hay presupuesto o por ideas difíciles de aterrizar a la cruda realidad de una empresa. Opta por “vender” tus dotes de realismo a la hora de la toma de cualquier decisión.

Cambio de rumbo

Si estás ya entre los que calificamos como personas de mediana edad y lo que buscas es un cambio de rumbo en tu vida puedes plantearte la opción de ser tu propio jefe para no tener que pasar por el tamiz de una entrevista de trabajo.edad-emprender

Si realmente tienes esa oportunidad y quieres intentarlo es una buena forma de adquirir experiencia y, al fin y al cabo, si consigues tener éxito puede que no tengas que buscar trabajo nunca más! En este artículo encontrarás la fórmula para conseguir emprender sin gastar un céntimo.

Este artículo ha sido escrito por La Fábrica de las Palabras, agencia de redacción, edición de textos y de estrategia digital. Podemos escribir artículos como este para tu blog. Contacta si necesitas ayuda con la redacción de textos para tu empresa, con la estrategia digital de tu negocio.

suscríbete a nuestro blog si quieres seguir leyendo artículos útiles para tu negocio o síguenos en Facebook y Twitter.

Nos encanta saber tu opinión. Si quieres enriquecer este post te animamos a que lo hagas en la zona de comentarios.

 

 

 

Share on Facebook26Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn4Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

2 Comentarios

  1. G. Laterza says: Responder

    El problema que veo en la competencia entre jóvenes y adultos es que estos le salen más caros, en término de remuneraciones, a las empresas. Podrían contratar a dos jóvenes por el precio de un adulto, y esto cuenta a la hora de realizar recortes presupuestarios.
    Aunque los jóvenes, especialmente las mujeres, pueden salirle mucho más caros a las empresas si se consideranlos casos de maternidad, por ejemplo.

  2. La Fábrica de las Palabras says: Responder

    Y sí, el mundo es injusto. Lo malo es que todo el mundo está siempre presto a criticar a las madres trabajadoras por no entregar el tiempo que deberían a sus hijos, a los jóvenes que según muchos “están todos tarados y ya nada es lo que era” pero cuando se trata de hacer esos ajustes en las empresas por el bien del mundo y la sociedad nadie quiere rascarse el bolsillo. Así somos los humanos….estamos llenos de contradicciones.

Deja un comentario