La fórmula definitiva de la felicidad

Algunos nómadas afirman que, tarde o temprano, en cada país en el que han vivido éste se declara como el más feliz del mundo. Podría tratarse de una estrategia televisiva, de los gobiernos o quizás simplemente son coincidencias.

La felicidad se ha sometido a miles de estudios y, a cada tanto, recibimos las noticias de cómo alcanzar la tan ansiada fortuna. El debate está sembrado ya que no hay “alegrómetros” que nos puedan dar pistas de cómo alcanzarla. Además, como cada uno hace lo que puede, sólo la intuición nos lleva a descubrir los indicios para lograrla.

Algunos hablan del karma y el dharma, otros se basan en estudios de la Universidad de Massachussets y a cada cuál le va como le va. Así, para evitar confusiones y que se nos escapen los detalles de cómo conseguirla, hemos decidido compilar los distintos estudios realizados para tener la fórmula definitiva. Ahí va:

  1. Viajar: Las experiencias personales son las que nos hacen crecer como persona. Lo experimentado es un recuerdo que dura para siempre, por lo que nos da un tema del que hablar y a través del cual compartir.
  2. Evitar las compras compulsivas: Los objetos adquiridos son fuente de felicidad momentánea, así que, racionalizar el consumo puede ser una ayuda para alcanzarla.
  3. Celebrar los fracasos: Aprender a aceptar las emociones negativas y tener una buena actitud ante los contratiempos permite ver las cosas desde una óptica más positiva.
  4. Hacer deporte: Mover el esqueleto está demostrado que genera unas reacciones químicas en el cuerpo que mejoran nuestro estado de ánimo.
  5. Dormir lo suficiente: La cantidad de horas que necesita nuestro organismo permite que veamos la vida con una perspectiva más positiva.
  6. Ser feliz en el trabajo: No hablamos ni de sueldos astronómicos ni de ser estrellas de Hollywood, simplemente que te guste lo que haces.
  7. Vivir en presente: Los muy preocupados en el pasado que te marcó o en el porvenir se pierden el único tiempo que verdaderamente existe, el presente.
  8. Disfrutar de lo que se tiene: Un poco de ambición siempre está bien para progresar pero, si eres de los que nunca está contento con lo que dispone, a lo mejor estás perdiéndote el amor de tu vida…¿quién sabe?
  9. Altruismo: Ayudar a los demás contribuye a tener buenas vibraciones y sentirse bien con uno mismo.
  10. Empatía y buena fe: Ser empático con lo que sienten los demás y tener buena fe en los actos que realizamos marcan nuestro potencial para ser felices.

En definitiva, si se analizan detenidamente los diez puntos anteriores se puede concluir que la clave de la felicidad es el amor que sentimos hacia nosotros mismos y hacia los demás. De todos modos no hay que obsesionarse con todo esto ya que pocos o ninguno cumplen con todos los requisitos. Además, otro estudio consultado afirma que la felicidad completa es tan efímera como lo es meterse en la ducha cuando se está acalorado…

¿Tú qué opinas? Comenta este post y ¡cuéntanos!

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

2 Comentarios

  1. Excelente , nada mejor que disfrutar de las cosas simples, y momentos de la vida,…

    1. ¡Así mismo! ¡A tomar nota todos!

Deja un comentario