La muerte del CV. Resucitar al humano que hay detrás de cada Curriculum.

Los CV y la búsqueda de trabajo han pasado por diferentes etapas, desde el clásico formulario que había que rellenar físicamente en la empresa que reclutaba hasta el uso de una red social profesional como LinkedIn.

El problema de muchos a la hora de buscar trabajo es que siguen haciéndolo como se hacía antes. Se tiende a escribir con poca gracia en un .doc cuantas más experiencias mejor, enviar a la empresa y esperar que el “milagro” suceda. A veces, la competencia es tan grande que el milagro nunca llega. Otros siguen haciendo lo mismo en versión digital con la red social profesional por excelencia, LinkedIn.

Haz nacer tu voz digital

Lo peor de los CV que no se han modernizado es el vocabulario que emplean. Por ejemplo, “perfil claramente multidisciplinar: creativo con clara vocación pedagógica, gestor con una alta capacidad organizativa y hábil en el entorno tecnológico”. Es tan aséptico que no parece que haya ni un atisbo de humanidad detrás de toda esa descripción.

Empleamos humanos, no robots…y lo peor es que van a encontrar tu perfil humano… en Facebook. Las estadísticas afirman que el 94% de los head hunters se sirven de las redes sociales para ver el tipo de persona que eres. Si tu nombre aparece relacionado con situaciones poco decorosas quedas automáticamente descalificado.

perfil facebook

Entonces ¿cómo se supone que debo hacer mi CV?

La única forma de conseguir que tu CV se destaque entre  los demás es consiguiendo que llame la atención de algún modo. Existen miles de fórmulas pero la primera regla a respetar es la de darle a tu CV voz humana. No hables al estilo hombre/mujer perfecto/a, dirígete al lector como si fuera que está delante de ti: “Tengo un máster en blá blá blá y viajé a blá blá donde trabajé como blá”.

Las redes sociales han cambiado la forma en que nos relacionamos a través de los medios digitales por lo que, hablarle a tu futuro empleador como si lo tuvieras delante es un plus que te permite ganar puntos frente a otros candidatos.

Siguiendo con más cambios encárgate de escribir un “extracto” en LinkedIn en el que se deje entrever que eres un humano con virtudes, defectos, con buenas y malas experiencias.

extracto

Por otro lado olvida en el cajón más recóndito de tu mente la estructura de las covering letters o cartas de presentación que acompañan un CV. En su lugar, aplica una pain letter que, según Lyz Ryan –columnista de la revista Forbes y HR recruiter–, es lo que llama la atención actualmente a los head hunters.

Para escribir una pain letter en primer lugar deberás realizar una investigación previa de la empresa a la que quieres impresionar: saber el nombre de la persona a la que le vas a entregar la carta y calcular qué es lo que puedes ofrecer a la empresa que todavía no tenga. Una vez hechos los deberes escribes una carta en la que la atención sean ellos y no tú.

Sé atípico

Salirte de los patrones habituales conlleva algunos riesgos pero también muchas ganancias…(si lo haces correctamente y consigues desmarcarte de los demás).

Otras opciones contemplan crear un CV en formato vídeo y colgarlo en YouTube, imprimir tarjetas con código QR que remitan a tu sitio web o poner a disposición del público un blog en el que se puedan leer tus artículos.

La fórmula mágica para que un recruiter se fije en ti no existe, lo que sí hay es tener una buena actitud y miles de ideas proactivas que lanzarán un mensaje muy positivo sobre ti. Sin dudas salir de lo común ayudará a que posen la mirada en tu perfil por, al menos, algunos minutos y se abran oportunidades ante ti.

Demostrar que tienes talento con algunas de las sugerencias que te proponemos en este post es lo que tarde o temprano inclinará la balanza hacia ti.

Si necesitas ayuda o tienes alguna pregunta relacionada con cualquiera de los temas mencionados en este artículo te invito a que dejes tu comentario en el espacio comentarios situado más abajo.

Conecta conmigo en twitter: @GrimaldiRosa y contacta si necesitas contenido para tu empresa.

 

Share on Facebook274Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn11Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

3 Comentarios

  1. Ramón Marengo says: Responder

    Pienso que hoy en día las empresas no buscan solamente que tengan conocimiento o varios certificados, sino que sean proactivos y vistan la camiseta, que sean polifacéticos, que tengan cultura y un alto sentido de los principios (honestidad, respeto etc.).

    1. grmldpqr says: Responder

      Tienes razón, Ramón. Totalmente de acuerdo. Si tienes uno o varios títulos pero esperas a que todo te venga dado lo tienes claro!

  2. Laura says: Responder

    Excelente!

Deja un comentario