El storytelling y cómo conquistar el corazón de tus clientes

storytelling

Definición de storytelling:

El storytelling es el arte de contar historias.

Seguro que a lo largo de tu vida te habrás topado con personas que sabían narrar anécdotas de forma increíble. Yo conozco a una mujer que es excelente haciéndolo: sabe darte la dosis exacta de información y cómo generar suspense para que tengas las orejas tiesas hasta el final del relato.

Por qué usar el storytelling en tu estrategia de marketing

Contar una historia por contarla no tiene sentido, al menos en el mundo del marketing.

La gracia está en que sepas conseguir que la audiencia sienta simpatía hacia tu marca.

El público está harto de que quieran venderle productos y servicios, sin embargo, cuando empiezas a contarle cómo nació tu marca y las dificultades que encontraste por el camino, se dan cuenta que lo que hay detrás de tu nombre son seres humanos normales y corrientes.

Como ellos.

Lo bueno del storytelling es que puedes cautivar al lector  con alguna historia tuya, de forma que se conecte contigo y no pueda parar de leer hasta el final.

A diferencia de cualquier texto comercial en el que le intentes vender algo a tus clientes, la información que el lector reciba llegará directa al corazón por el hecho de compartir parte de tu intimidad.

Las historias humanas nos ayudan a empatizar, o sea, a ponernos en la piel de los demás. Nos hacen sentir más cercanos a una marca, por lo que si quieres incrementar  a las posibilidades de que adoren tu marca deberás utilizarlo en tu estrategia de marketing.

Cómo crear una buena historia

El principal problema con el que me encuentro cuando le empujo a alguien a crear su primer storytelling es que consideran que su historia no es lo suficientemente interesante.

Todas las historias merecen ser contadas y la tuya con más motivo. Anímate y prueba, el fracaso es que no lo intentes.

Pasos a seguir:

  1. Busca un relato en el que se narre una transformación, algo que le haya cambiado la vida a alguien, no importa si la historia habla de ti mismo. Es más, el hecho de que la historia sea tuya puede que lo convierta en algo mucho más potente para que la gente te conozca y se sienta más cercana a ti.
  2. Habla de las dificultades: Si todo va sobre ruedas la audiencia pensará que todo es demasiado bonito para ser real. Una historia sin dificultades es una historia sin estrategia y, sin ella, la audiencia no conocerá ni tus valores, ni los esfuerzos que estás dispuesto a hacer para alcanzar el ideal que persigues.
  3. Sé dinámico: No te vayas demasiado por las ramas o se aburrirán perdiéndose entre los detalles. Recuerda que en digital no tenemos del todo puesta la atención en lo que leemos, por lo que no dificultes la lectura.
  4. Dale un buen final: Cuenta todos los beneficios de tantos esfuerzos y cómo la transformación llevó al protagonista a llevar una mejor vida, a mejorar la calidad de vida de los demás o a cualquiera que sea la transformación.

Si a pesar de haberla escrito no te atreves a publicarla por miedo al fracaso, dásela a alguien en quien confíes para que la lea y te dé su opinión.

Si necesitas ayuda contáctame.

Share on Facebook32Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Deja un comentario