La cura del carrulim y las 9 supersticiones paraguayas top para embarazadas

supersticiones

Las supersticiones son algo natural de todas las culturas. Mi abuela Rosa, por ejemplo, me enseñó a no dejar la cartera en el suelo porque se iba el dinero. Como si el dinero tuviera patas. Tanto me lo dijo que no solo no dejo mi bolso en el suelo sino que no permito que nadie lo haga en mi presencia. Sé que algunos pensarán que estoy loca pero es la secuela que la superstición te deja.

El miedo es algo natural en el ser humano. Todos tememos algo en la vida y, por qué no seguir algunas sencillas instrucciones que nos puedan evitar algunos males. En mi caso, que pasé el embarazo en Paraguay, fui sorprendida por cientos de advertencias de las que te cuento más abajo.

Lo mejor de todo es que, si lo piensas, tras algunos consejos supersticiosos hay sabias recomendaciones que por lógica deberíamos aplicar, como la del punto 4 que, según mi pediatra había que cumplir por proteger al bebé de enfermedades.

También hay supersticiones que explican en palabras “del pueblo” ciertos males reales que existen, sin embargo, algunas  otras las podríamos definir como absurdas, por no hablar de las medidas que hay que tomar, en algunos casos, para remediarlas. Hasta diría que pueden llegar a ser macabras.

Sea como fuere, lo que quiero destacar en este artículo es la rica tradición oral de este país y, por si no lo sabías, quería explicarte de la existencia de la mitología guaraní, lo cual desconocen muchos extranjeros que pisan esta tierra. Igualmente, de eso hablaremos otro día.

Las 9 supersticiones más top de la cultura  paraguaya para embarazadas y bebés

  1. No lavarse la cabeza por 15 días después de haber dado a luz: Según lo que me explicaron te puedes volver loco o morir si lo haces en los dos o tres siguientes días a tu parto. Alguien me explicó que este consejo se daba especialmente cuando la gente no tenía disponibilidad de agua caliente y las duchas se realizaban en los exteriores con agua fría. Así, para evitar que tomara frío la madre recién estrenada, se le recomendaba ese sabio consejo. Obviamente que, hoy en día, si dispones de agua caliente no necesitas hacer caso a esta superstición.
  2. No tocar cubiertos ni nada metálico: Teóricamente puede darle dolor de huesos a la embarazada, aunque me parece poco práctico y seguro que es fuente de discusión entre marido y mujer. Me imagino lo que hubiera pasado si durante mi embarazo le llego a decir a mi marido que no voy a tocar ni un cubierto, seguro hubiera sido objeto de bullying.
  3. No escurrir la ropa del bebé retorciéndola: Según las creencias tu hijo tendrá cólicos si se hace eso. Por suerte esta superstición no está vigente en Inglaterra, sino su ropa tomaría en secarse años. En cuanto a la ropa también existe la creencia de que hay que recogerla antes de que se ponga el sol para evitar que le duela el cuerpo al bebé al nacer.
  4. No sacarle de casa durante 40 días para evitar el “ojeo”: Para explicarlo a quien no entiende, el “ojeo” es como se le conoce a la “mala onda” que se le “tira” al bebé al nacer. Supuestamente la gente mala, envidiosa o borracha que tenga acceso a tu bebé tiene el poder de “ojearle”, lo cual produce que su cabeza se agrande. Eso explicaría la enfermedad conocida con el nombre de hidrocefalia, sin embargo, la solución popular al “ojeo” me dijeron que es ponerle al bebé una media en la cabeza, lo cual me parece macabro.
  5. Ponerle una cinta roja en la muñeca para evitar la aparición de seres mitológicos de la cultura guaraní: Sí, por si no lo sabías Paraguay tiene sus propios mitos y leyendas, como los griegos y romanos. Sus personajes variopintos van desde el Pombero y el Jasy Jateré hasta el Ao Ao pasando por muchos más de los que, desgraciadamente, cada vez se habla menos.
  6. No hay que andar descalza por el suelo frío cuando acabas de dar a luz. El motivo es tan fácil como evitar los resfríos. Yo, que tuve a mi hija en pleno diciembre con un calor de 40 grados, decidí desafiar la recomendación y adivina … no me pasó nada.
  7. No ponerse ropa negra después de tener al bebé: Supongo que la razón será porque el negro siempre se relaciona con la muerte, al menos en cuanto a vestimentas.
  8. No ponerle ropa amarilla al bebé: La ropa amarilla supuestamente aumenta las posibilidades de que éste padezca ictericia, de ahí la superstición.
  9. Dar una vuelta a la manzana a los 7 días: Antiguamente la mortalidad infantil era muy alta por no existir los avances actuales de la medicina. Así, para evitar el mal de los siete días, que podía tener un desenlace fatal, se le debía dar al bebé una vuelta a la manzana y supuestamente quedaba inmunizado.

Si bien me cuesta creer la mayor parte de las supersticiones que te acabo de presentar, los paraguayos tienen una pócima mágica que trae suerte y esa sí que no la desdeño. Se llama carrulim y la creencia popular cuenta que si la tomas el 1 de agosto todo lo soluciona.

Así que, hoy 1 de agosto, tanto si tu suerte es buena como si no, tanto si eres madre como si no, sea donde sea que estés brindo contigo para que la suerte de todos sea la mejor. ¡Salud!

Ilustración de Tanuba. Otros artículos de la serie “A lo Paraguay

 

Rosa Grimaldi La Fabrica de las PalabrasMi nombre es Rosa Grimaldi, soy comunicadora digital de profesión y paraguayóloga en mis ratos de distracción. En este blog encontrarás artículos como éste en la categoría “vyrorei”, entrevistas a embajadores de Paraguay y a emprendedores con onda y muchos consejos para redactar en el mundo digital de hoy y destacar. Contacta si necesitas crear una estrategia digital para que tu marca se destaque por encima de otras.

Share on Facebook330Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

6 Comentarios

  1. Melizza says: Responder

    Muy interesante Rosa, es increíble cada creencia popular que tenian nuestros abuelos/as, me encanta en enfasís que le das a lo paraguayo y su idiosincrasia tan pintoresca!

    1. Rosa Grimaldi says: Responder

      Gracias Meli! Sí, me encanta la cultura que hay acá. Hay que rescatarlo todo!

  2. Naty says: Responder

    Jajajaja me encantó, algunas no lo sabía!! Paraguay es una caja de sorpresas ?

    1. Rosa Grimaldi says: Responder

      Así, es Naty. Un embarazo aquí es digno de diario personal. Un beso

  3. Gustavo says: Responder

    Como no voy a embarazarme, probablemente, voy a pasar este artículo a algunas chicas solteras.

    1. Rosa Grimaldi says: Responder

      JAJAJA! Sí, quizá les sea útil! Un abrazo

Deja un comentario