Estrategias para no arruinarte gestionando tu fanpage de Instagram

redes

Cada community manager (CM) tiene su teoría con respecto a la gestión de Instagram. Unos dicen que los colores deben combinar entre sí, otros dicen que las fotos deben ser profesionales, que la clave es el contenido, el diseño gráfico, las historias, los vídeos y un largo etcétera. ¿Cuál es el que tiene razón y qué hacer para no arruinarse en comunicación digital?

Por suerte o por desgracia ahí afuera cada CM al que le pides presupuesto tiene sus propias teorías. Tú, que no eres millenial pero tienes opinión propia, crees que algunos CM venden humo. Si tienes una empresa y te preocupa cómo estás invirtiendo tu dinero en redes sociales llegaste al lugar adecuado.

Llegados a estas alturas del artículo te estarás preguntando quién soy yo para emitir opiniones al respecto y tener la caradurez de decir lo que está bien y está mal. Pues bien, me presento. Mi nombre es Rosa Grimaldi y a través de La Fábrica de las Palabras llevo más de tres años gestionando redes sociales de empresas.

redes

Ya he visto de todo: empresas de alimentos, médicas, de decoración, inmobiliarias, tiendas de ropa, danza contemporánea, spas, decoración de eventos, etc. You name it (nómbralo) y probablemente haya tenido experiencias en ese campo.

En fin, si me das el crédito para que al menos emita mi humilde opinión sigue leyendo. En este artículo te contaré lo que para mí sería el mínimo ideal para gestionar las redes sociales de una empresa. Evidentemente cada caso hay que mirarlo con lupa y verlo de forma particular pero…ahí va:

redes
  1. Número de posteos: por lo menos tiene que haber un posteo tuyo por día entre semana. Es la forma de mantenerte en su retina y llegar al top of mind de tu audiencia. Si tu empresa es más activa los fines de semana deberás publicar en esos días.
  2. Estrategia de contenidos: IM-PRES-CIN-DI-BLE. Si tu público tiene 60 años pero tu CM está hablando para chicos de 20 despídete, no va a funcionar. Si lo que quieres es vender más fuera de tu ciudad comunícalo. Acuérdate que es poco probable que tu audiencia pueda sacar la bola de cristal y adivine los servicios y modalidades de tu empresa. Nunca te fíes de un CM que antes de empezar a trabajar contigo no te pregunte cuáles son tus objetivos.
  3. Diseño sí, diseño no, esa es la cuestión: obviamente apreciamos el diseño y el talento de los diseñadores pero NO TE ENGAÑES, si no hay naturalidad y humanidad en tus redes, si todo tu Instagram está basado en flyers vas a aburrir a tu audiencia. Es un hecho. Solicita los servicios de tu diseñador cuando tengas ofertas especiales, ediciones limitadas o fechas destacadas.
  4.  Tener una experiencia estética: si te preguntas sobre el hecho de gastar más para que el posteo de hoy combine con el resto de publicaciones de la semana te diré que, si bien es lindo, NO TRAE MÁS VENTAS. Lo tengo comprobado, el número de me gustas y comentarios están en el 90% de las veces ligado al mensaje que le estás enviando a tu audiencia, sea a través del escrito o de la foto….que combine o no es otro cantar. ¿Quieres gastar en ello? Adelante, pero no creas que tendrás más éxito por hacerlo así.
  5. Fotos profesionales sí o no: depende, pero si tu negocio vende algún producto que tenga que ver con la moda o con la comida tengo comprobado que las fotos bien hechas (ojo, no siempre las fotos bien hechas las saben hacer solo los fotógrafos) te traerán más movimiento a tu cuenta.
  6. Historias: sí, si vas a contarle algo interesante a tu audiencia no dudes en usarlas tantas veces como quieras. Eso sí, no abuses comunicando cosas irrelevantes o dejarán de verte. Por tener la historia activa no malgastes tus balas, que tu contenido valga siempre la pena.
  7. Vídeos: lo mismo que el punto anterior. Si aportan úsalos, si no, no malgastes tu tiempo.
redes

En definitiva:

  • Tienes que poner al menos un posteo al día, sea entre semana o fin de semana.
  • Debes de saber qué objetivos quieres lograr en tus redes sociales, para así saber a qué público debes dirigirte.
  • Menos es más. No abuses del diseño gráfico, humaniza el contenido.
  • Si quieres combinarlo todo puedes hacerlo, pero no creas que tendrás más ventas por ello.
  • No siempre necesitarás fotos profesionales.
  • A veces el mensaje pasa por encima de la imagen (ojo, siempre dentro de unos límites).
  • No malgastes tus herramientas (historias y vídeos) comunicando cosas innecesarias.
  • Si necesitas gestionar tus redes sociales y todo lo que te acabo de explicar te suena a chino, contacta y te ayudaremos.

Deja un comentario