Daniel Mallorquin un investigador visual que rasga el velo de lo visible

Daniel Mallorquín no es un artista visual al uso, es un investigador visual. A raíz de la tragedia del Ycua Bolaños comenzó su interés por la materia y por los distintos procesos y usos que se le puede dar a cada cosa. Él es nuestro artista del mes de agosto, el que ilustró este frío mes en el Calendario 2018 La Fábrica de las Palabras y hoy tengo el honor de presentártelo.

Te consideras más que artista investigador visual. ¿Puedes explicarnos en qué consiste exactamente ser un investigador visual y en qué difiere de ser artista? 

Ser artista creo que también incluye ser investigador, analizador y un gran observador , me gusta enfatizar nada más en la expresión de “investigador visual” como una simple forma de hacer hincapié en los procesos y no sólo en el resultados netamente estéticos. Daniel Mallorquín

Siento que se acerca más a lo científico, en donde uno asocia resultados ya existentes con los nuevos adquiridos y trata de volver a recrearlos. Por otro lado, el artista se preocupa por resolver elementos formales: estéticos, equilibrio y conceptos bien establecidos para así conjugar en un punto bien condensado.

También podría estar la identidad en juego “…decir lo mismo, con las mismas palabras, es un lugar común … puede estar matando la idea que uno quiere expresar”; o quizás se reduzca a una simple estrategia de diferenciación identitaria.

“En la investigación basada en las artes, la experiencia fenomenológica se representa a través del propio acto creativo. La creación artística, independientemente del medio escogido (sonido, ritmo, movimiento, actuación, poesía, pintura) abre un espacio en que tanto el mundo como nuestro estar en él emerge en una totalidad única pero de una riqueza inagotable”.

Daniel Mallorquín

 

¿Cuál fue tu primera experiencia como investigador visual, es decir, el disparador original (el primero) que te empujó a que te dedicaras a esto? 

Mi obra nace después de la tragedia del Ycuá Bolaños (2004), que envilece la memoria de nuestro país con una mancha definitiva de dolor y de impotencia.

Lo irreparable: nada ni nadie podrá resarcir la pérdida esencial, pero hay medios para convertir la melancolía infinita en trabajo activo de luto, en fuerza social proactiva. Uno de los medios que encontré para desarrollar mis investigaciones fue el fuego y sus reacciones sobre diversos materiales, sumado al “ejercicio de observación” y recolección de datos para su posterior reproducción .

Luego el interés fue cambiando a otros materiales como piel animal, carbón, ceniza, sangre, etc.  así ampliando y enriqueciendo el lenguaje matérico-expresivo. Mi primera muestra fue en el CAV/Museo del Barro (2009) bajo el título de “1-A” haciendo referencia a la fecha del siniestro. Luego de dos largos años previos de investigación y con la ayuda de Osvaldo Salerno y el texto de Ticio Escobar la serie maduró y el concepto tomó cuerpo.

¿Hay mercado para ti en Paraguay? Me refiero al tipo de trabajos que tú haces. 

Creo que existe un circuito muy pequeño de compra/venta de obras de arte y pinturas, así como el movimiento de coleccionistas interesados en la adquisición de piezas de arte contemporáneo.

El artista genera su mercado al andar. Difícilmente exista en Paraguay un sistema que sostenga por sí solo el tipo de piezas de yo elaboro. Considero mis investigaciones visuales herramientas que dialogan más con la psique que con el sistema nervioso. Hoy, a más de diez años desde mis inicios mis trabajos han alcanzado muy buena demanda.

La obra del Calendario La Fábrica de las Palabras debe tener una historia atrás. ¿Nos la puedes contar? ¿Por qué razón le llamaste a tu serie tiempos recios? 

Daniel Mallorquín
Obra del Calendario La Fábrica de las Palabras

La serie “Tiempos Recios” fue un título sugerido por Ticio Escobar, cuando trabajábamos para la muestra “Mirillas” (2013), que fue expuesta en el CAV/Museo del Barro. La muestra gira entorno al objeto/periódico. Su facilidad comunicacional y el poder de generar subjetividad.

También trata sobre la veracidad y el juego tedioso de “cuál es noticia y cuál no”. Ese juego privado de elección y edición de la información .

Creo que en el transcurso de cada vida uno va experimentando diversos estados de tensión y de experiencias. La serie “Tiempos Recios” se llama así porque los contenidos expuestos en dichos periódicos tocan filamentos sensibles de la historia y no solo del Paraguay sino también  del mundo.

Últimamente estás muy activo con exposiciones que vemos anunciadas en los medios muy a menudo. ¿Cómo se consigue la atención del público? ¿Qué les puedes aconsejar a otros artistas que están empezando? 

Me considero muy inquieto. Mi estado de asombro es importante y creo que podría ser una clave. Cuando ya estás inmerso en un vehículo técnico ya resulta más fácil encarar nuevos proyectos y desarrollar investigaciones que arrojen resultados. “La sistematicidad es una excelente musa”. No sé si estoy en condiciones de aconsejar a nadie pero a mí me ha servido el ejercicio de prueba y error.

Daniel Mallorquín en el diván

Daniel MallorquínUna frase que te acompañe mientras estás creando y nombra de la persona que la dijo:

Existen dos sentencias que me han marcado y siempre son recurrentes. Una es de Francis Bacon: “Todos los colores coincidirán en la oscuridad” y la otra es de Ludwig Wittgenstein: “De lo que no se puede hablar hay que callar”.

Tu mejor virtud: sanguíneo y citoplasmático.

Tu peor defecto: soy muy poco sociable.

Quiero aprovechar este espacio para invitarles a la muestra bajo el título INTERZONA: La escritura y la experiencia de los límites, que estoy trabajando en conjunto con Verónica Viedma en la Galería Viedma Arte (Denis Roa 768 c/ Dr. Manuel Frutos. Barrio Herrera. Se inaugura el jueves 30 de agosto a las 18:30 hs y se asocia con el circuito de “La noche de las galerías” en su cuarta edición.

La muestra estará habilitada hasta el 29 de septiembre y podrá ser visitada en los horarios de lunes a viernes de 8:00 a 18:00 hs y los sábados de 8:00 a 16:00 hs. También pueden visitar mi casa/taller, ubicada en Idelfonzo Acosta 325 c/Zurbarán. Barrio Jara o comunicarse al 0981 874 976. Y visitar mis sitios en Facebook  y en Instagram.

Rosa Grimaldi La Fabrica de las PalabrasMi nombre es Rosa Grimaldi, soy la bloguera al frente de La Fábrica de las Palabras, el blog paraguayo sobre contenido estratégico, arte y emprendedores. Si necesitas ayuda con la comunicación digital de tu marca contáctanos. Podremos ayudarte tanto en la gestión de redes sociales como creando artículos interesantes para tu blog, con tu sitio web o newsletters. Escríbenos aquí y recibirás un presupuesto a tu medida.

Deja un comentario