La wayaba: la conquista de un nuevo espacio turístico en Paraguay

La Wayaba

Si conoces a Claudio Rojas, más conocido entre “los perros” como Yere, estarás de acuerdo conmigo con el hecho de que es alguien único e irrepetible. Emprendedor, tenaz, “amiguero” como ninguno y, lo mejor a mi gusto, llano y sin pretensiones. Si por algo se caracteriza es por su gran capacidad de convocatoria. Tanto es así que todos sabemos que si Yere organiza algo es sinónimo de diversión asegurada. Además, tiene el récord en montaje de fiestas en dos patadas, porque si de algo se puede jactar es que tiene un millón cachivaches destinados a la diversión.

Él, junto con su esposa Paloma, tiene un emprendimiento de esos a los que, cuando se visita uno dice: “WOW”. Se llama La Wayaba y es tu próximo destino de vacaciones.

La Wayaba
Ésta es la cabaña llamada El Cubo

¿Cómo surgió la idea de crear la Wayaba?

Todo se inicia con el amor al agua y a las actividades náuticas que tenemos mi esposa Paloma y yo. Cuando llegué a Ciudad del Este traje mi lancha. Primero conocí el río Paraná, el cual no me pareció aprovechable porque era muy peligroso, caudaloso y con mucho contrabando.

Más tarde conocí el lago Acaray y me enamoré de él. Era un paraíso bajo nuestras narices, a diez minutos de Ciudad del Este en coche. Al visitarlo le dije a Paloma: “no nos vamos a ir de Ciudad del Este sin conseguir un terreno en el lago”. Estuvimos dos años buscando hasta que encontré un señor que quería vender a un precio razonable. Apenas vi el terreno supe que ese era el ideal.

Cerré el trato, conseguí financiación y lo compré. Al poco tiempo, el terreno de al lado se puso a la venta y lo compró Paloma. Eso corresponde hoy a La Wayaba. Nos dimos cuenta que podíamos hacer un negocio turístico, por la proximidad, la accesibilidad y porque tiene unas características únicas que son dignas de compartir.

La Wayaba
Quincho (nombre con el que se le conoce a la zona donde se hacen parrilladas) al anochecer

¿Cuáles fueron las dificultades con las que te tropezaste?

La primera dificultad fue que, al ser un embalse del río Acaray, que fue represado para generar energía eléctrica hace 50 años, nadie hizo la limpieza de la biomasa. Hoy eso está considerado como crimen ambiental, porque el lago quedaba inservible.

Yo particularmente tomé esa desventaja como una oportunidad, ya que gracias a eso los precios son accesibles. Además, ese problema se puede solucionar de una manera muy sencilla. Ahora mismo estoy llevando adelante una causa para limpiar el lago en casi toda su extensión y volverlo navegable. Es algo factible y la gestión se está llevando a cabo desde hace un año y medio. Por suerte hoy por hoy ha tomado mucha fuerza gracias a Itaipu, Senatur y el BID.

Un atractivo para empujar a que se realice el destronque es que la madera que se van a encontrar es de muy buena calidad. Lleva en el agua 50 años y como el agua petrifica la madera y ésta tiene muy buen uso.

La Wayaba
Vistas desde La Wayaba

Yo aproveché toda la que limpié frente al terreno para hacer todas las mesas, barras de La Wayaba. Los pilares del quincho, por ejemplo, son árboles de más de 200 años que fueron sacados del agua y colocados en su nuevo emplazamiento.

Siguiendo con las dificultades, otra que es normal entre personas jóvenes es la de las limitaciones económicas. De igual modo creemos que muy pronto va a estar recuperada la inversión.

¿En qué te inspiraste para crear las cabañas “La Cueva” y “El Cubo”?

La cueva se inspiró en la topografía del terreno. Quería una cabaña que estuviese en contacto con el agua pero que a su vez no impidiera la vista estando arriba. Se me ocurrió hacer una cabaña semienterrada con una terraza verde arriba. Quedó como excavada en la piedra y, en el interior, le di un aire industrial con tuberías expuestas y detalles constructivos para que dé la impresión de estar en una cueva. El único detalle es que una de las paredes, la que da al lago, tiene una vista privilegiada.

La Wayaba
La cabaña La Chuchi

El 100% de esa pared es de vidrio…hasta el baño tiene vistas! El “problema” más importante eran las nacientes de agua que tiene la zona así que, en vez de preocuparme por evitar que entre el agua a la construcción, construí un cauce iluminado con luz eléctrica que cruza la cabaña y que le da un sonido relajante y natural a La Cueva.

En cuanto a El Cubo yo quería hacer una cabaña flotante por las condiciones del lago. Empecé a ver las opciones, a evaluar y, basándome en la idea de que todos los ingenieros somos cuadrados, decidí hacer un cubo…inclinado. Pasó de ser un a caja de zapatos a ser una escultura.

¿A qué y a quién apunta el emprendimiento de La Wayaba?

A impulsar la causa de la limpieza del lago demostrando el potencial enorme que tiene este recurso natural abandonado por nuestras anteriores autoridades gubernamentales.

La Wayaba
La cabaña del árbol

Ofrecer al turismo de frontera opciones, ya que tenemos mucho movimiento turístico y en Paraguay queda mucho por ofrecer. También queremos incentivar a otros con un ejemplo vivo, un producto llamativo e interesante que sea rentable.

El público obligado sería la gente amante de los deportes náuticos ya que las condiciones son perfectas para practicar wakeboard, paddle surf y remo. El rango etario va de los  25 a los 40 años, pero también hay espacios familiares para que uno venga con su familia y pase el día.

Hay dos cabañas que tienen la posibilidad de albergar cuatro o cinco personas y, para las otras, tenemos colchones extra. La casa del árbol es el delirio de los chicos para dormir. Los interesados también podrán acampar con nuestras carpas para que vivan la experiencia del camping. Además, tenemos una cama elástica, una cuba tipo jacuzzi en la que se calienta y se ilumina el agua (que en noches de luna es impagable) y una calesita tridimensional o carruleta.

¿En qué te ayudó el hecho de que seas ingeniero?

Ser ingeniero (un ingeniero amante de la arquitectura) me dio las herramientas para ir creando cada lugar con su identidad propia y su tecnología de construcción propia. Como ese quincho que tiene una estructura portante superinteresante o el reciclaje de los materiales en general que hicimos. Obviamente ser ingeniero me ayudó a que todo esto sea posible y además abarato mucho los costos de construcción.

La Wayaba
Evento de inauguración de La Wayaba

¿En qué va a consistir la inauguración de La Wayaba?

Es el primer torneo de wakeboard de alto Paraná y va a traer a los mejores de Paraguay, de Argentina y Brasil. Vendrá Deco Rondi, el mejor atleta en wakeboard de Brasil, que va a hacer una demostración y clases.

Torneo

Cuándo: Sábado 16 de diciembre de 9 de la mañana sábado hasta las 18.30.

Precio incripción: Gs. 150.000

Entrada espectador: Gs. 30.000.

Fiesta

Van a haber DJ de Brasil y Argentina.

La Wayaba
Mi familia y yo en La Wayaba cuando estaba en construcción

Cuándo: Sábado 16 de diciembre a las 18.00.

Precio: 60.000

El domingo van  a haber clases y demostraciones.

¿Dónde puede llamar la gente para visitar La Wayaba?

Instagram: @lawayabalodge

Hashtag: #lawayaba

Cel: + 595 985 410752

Web: www.lawayaba.com

¿Precios?

Las cabañas cuestan Gs. 400.000 por noche.

Para pasar el día se puede alquilar el quincho Gs. 1.500.000/día y por Gs. 2.500.000 se pueden alquilar las cuatro cabañas.

Todos estos precios son promocionales y solo válidos por esta temporada.

Rosa Grimaldi La Fabrica de las PalabrasMi nombre es Rosa Grimaldi, soy comunicadora digital de profesión y paraguayóloga en mis ratos de distracción. En este blog encontrarás artículos como éste en la categoría de emprendedimientos diferentes.  También puedes leer entrevistas interesantes en  embajadores de Paraguay, donde entrevisto a personajes públicos que dan a conocer el Paraguay de forma positiva.

Si quieres reírte un rato te recomiendo la categoría vyrorei y si quieres aprender a destacar en internet entra en  contenido. Puedes visitar mi grupo de Facebook para aprender a escribir en digital. Es GRATIS.

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Deja un comentario