Cuando sepas cómo funciona este negocio (querrás crear el tuyo para mejorar el mundo)

Cuando me enteré de la existencia de Mboja’o y de su funcionamiento pensé que era la empresa perfecta. Ximena fue capaz de crear un negocio social con el que salvar comida, entregarla a los más necesitados y todo de una forma sostenible en el tiempo ya que no depende de las donaciones de nadie, sino de la conciencia de las empresas participantes. Ella misma nos cuenta cómo fue todo en esta aventura.

¿Cómo se te ocurrió una idea de negocio tan fantástica?

En el 2016 fui a vivir un año a Barcelona con el objetivo de cursar un máster en innovación y emprendedurismo en el Instituto Europeo de Diseño.

Tal como indicaba el nombre del máster, todo estaba enfocado en crear un emprendimiento novedoso, por lo que el objetivo principal era presentar el plan de negocios de una start up creada por nosotros.Mboja'o

Pensé que era una oportunidad ideal para desarrollar algo que pudiera implementar a mi regreso ya que, desde chica, mi sueño fue tener algo propio y que ese negocio tuviera un impacto positivo en el Paraguay de alguna manera. Siempre supe que quería que mi empresa tuviera algún impacto social.

Empecé a investigar sobre el desperdicio de alimentos y a pensar qué se podía hacer al respecto, ya que es una problemática a nivel mundial y regional que siempre me molestó. Me parece sumamente ridículo el hecho de que haya personas pasando hambre y, a la par, sigan existiendo lugares donde se desperdician alimentos que están en perfecto estado para el consumo.

En ese año de máster nace Mboja’o, lo presenté como tesis y al llegar a Paraguay en el 2017 empecé a trabajar en la implementación y puesta en marcha del mismo.

¿Cómo fueron tus primeros pasos?

Al volver de Barcelona me puse manos a la obra, fue el momento de la verdad. Salí a la calle, visité comedores, locales gastronómicos, me quedaba horas en las cocinas de los comedores hablando con las cocineras para entender cómo se manejaban realmente.Mboja'o

Empecé a hacer las pruebas piloto, me levantaba a las cinco de la mañana porque a las seis tenía que estar buscando la primera entrega de comida del hotel de un amigo, de ahí pasaba por seis locales más y me iba a dejar todo lo que junté en la mañana a San Antonio, a una parroquia con la que había contactado desde Barcelona. Todo lo hacía en mi autito y con una conservadora.

Cuando estaba en pleno proyecto piloto me enteré de un concurso de proyectos sociales organizado por la comunidad Global Shapers. Decidí inscribirme sin ninguna esperanza y ¡gané el primer puesto!

Eso me dio coraje para inscribirme a los premios Tigo Conecta, que también fueron todo un desafío, ya que Mboja’o no tenía ningún componente tecnológico, y tuve que crearlo para clasificar para esta competencia, en la que también ganamos. A la par iba creciendo el equipo sumándose un miembro más.

Todo esto nos dio mucho empuje y visibilidad, nos ayudó a que más gente nos conozca y por último nos empujó a presentarnos al último concurso del año pasado, InnovandoPy de la SENATICS, que también ganamos.Mboja'o

Nuestro primer año fue difícil, pero nos llenó de satisfacciones, logramos recuperar ocho toneladas de comida. Empezamos a trabajar con nuestros primeros clientes y fue el inicio de grandes proyectos y sueños dentro de Mboja’o.

Primeras dificultades que enfrentaste al llegar a Paraguay.

Creo que de por sí poner en práctica una idea que tenías simplemente en papel y en tu mente es difícil, es ahí donde se diferencia un soñador de un emprendedor. Todos podemos tener ideas, pero el llevarlas a la acción es lo que nos define.

Al comienzo todo fue difícil, me faltaba tiempo para abarcar y hacer todo lo que tenía que hacer.  Las trabas burocráticas para formalizar una pequeña empresa en Paraguay hacen aún más largo el camino. A pesar de todas las dificultades, que aún siguen existiendo en el día a día, creo que a nivel país vivimos un buen momento para la creación y fomento de  empresas sociales que apuesten por generar un impacto positivo.

¿Quién fue tu primer cliente y qué viste que fallaba en tu rueda de servicios?

En realidad, al principio empezamos con locales gastronómicos de amigos y conocidos. Todo era parte de una prueba piloto, aún no eran nuestros clientes oficiales ya que no abonaban nada por el servicio que aún estaba siendo testeado y validado.Mboja'o

Uno de nuestros principales problemas con los primeros recorridos fueron los envases para recolectar la comida. Empezamos con la idea de ser 100% amigables con el medio ambiente, por lo que utilizábamos envases reutilizables, lo cual sonaba como la mejor idea.

A la práctica no era algo factible. Primero porque la logística era súper compleja, segundo, los costos eran muy altos y tercero, se hacía notar la falta de higiene y salubridad. Luego cambiamos a envases desechables, que son mucho más prácticos e higiénicos y ahora estamos en búsqueda de algún aliado que pueda proveernos envases cómodos, prácticos y hechos de plástico reciclado.

¿Qué clientes trabajan hoy con Mboja’o?

Actualmente trabajamos con Casa Rica España, que fueron nuestros primeros clientes y, al ver los excelentes resultados de nuestro trabajo en conjunto, rápidamente sumaron a su nueva sucursal de Casa Rica Molas López.

En marzo de 2018 se sumó el supermercado Areté Almacenes con su sucursal del Paseo Cerro Alto Lambaré y próximamente estaremos sumando otras sucursales. Por último, desde abril estamos trabajando con La Paztelería.Mboja'o

Si algún local gastronómico le interesa formar parte de la red de locales adheridos de Mboja’o solo debe contactarnos al mail hola@mbojao.com.py y le pasamos la propuesta.

Además de nuestros clientes, también tenemos como partner oficial a la empresa multinacional Unilever que, al ser una de las empresas más importantes dentro del rubro de alimentos, no está ajena a esta gran problemática del desperdicio. Por eso, desde el año pasado son nuestros principales aliados y trabajamos en conjunto bajo su campaña “Salvemos la Comida”, promoviendo buenas prácticas y educando para disminuir el desperdicio de alimentos.

Otro de nuestros aliados es el estudio jurídico Berkemeyer, que se encarga de toda la parte legal, el equipo de Media Team y de Ebiz, que se encargan de las redes sociales y de la plataforma tecnológica.

¿Qué es lo que necesitas para que tu negocio, además, sea completamente ecológico?

Hoy utilizamos envases de plástico desechables para acopiar la comida por una cuestión de higiene y salubridad de los alimentos. Eventualmente tendríamos que pasar a envases con materiales reciclados ya que está demostrado que los envases reutilizables no son una opción por lo ya explicado más arriba.Mboja'o

También nos movemos con un motocarro, lo cual no es ecológico. Quizás en algún momento migremos a un modelo más eco friendly como Uber Eats, que se manejan en bicicleta u otro modelo más sustentable.

¿Crees que en un país como Paraguay vas a poder conseguirlo?

Creo que será difícil pero no imposible. Sobre todo difícil porque, a mi parecer, en Paraguay aún nos falta más conciencia ambiental. De igual modo creo que estamos en buen camino y cada vez escucho a más personas que eligen ciertas marcas porque saben que la misma contribuye de alguna manera a la sociedad y al medio ambiente.

De hecho, un estudio hecho en 2015 en Madrid por HAVAS Media Group para Meaningful Brands afirma que 82% de las personas encuestadas opina que las marcas deberían participar activamente en resolver problemas sociales y ambientales. Ocho de cada diez valora más a las tiendas o marcas comerciales que tratan de disminuir el desperdicio de alimentos.

Creo que esto se está trasladando lentamente a Paraguay y a nuestros consumidores y llegará el día en el que en nuestro país éste sea un valor realmente primordial para el consumidor a la hora de elegir a sus marcas.

Mboja’o en cifras

Mboja'o

Hasta el momento ya logramos recuperar más de 25 toneladas de alimentos. Desde que operamos llegamos a colaborar en la alimentación de más de 800 personas. Actualmente, toda la comida que recuperamos ayuda en la alimentación diaria de más de 450 personas, entre ellos niños, niñas, jóvenes y adultos de la tercera edad.

Trabajamos con cuatro clientes adheridos a la red y ya estuvimos presentes en más de siete eventos rescatando alimentos, además de contar con cuatro empresas aliadas: Unilever, Berkemeyer, Media Team y Ebiz.

Año de inicio de actividades: Empezamos a operar el año pasado, 2017, nos estrenamos en la Comilona de Teletón, donde logramos recuperar casi 200 kilos de comida. Desde ese momento empezamos a realizar ciertas pruebas piloto con locales hasta que empezamos formalmente con nuestro primer cliente en el mes de octubre, el supermercado Casa Rica.Mboja'o

Kilos de comida rescatados: Hasta el momento hemos rescatado más de 25 toneladas de alimentos. Además, 1.095 kilos de alimentos no perecederos que recolectamos en un evento y que donamos a la Fundación Banco de Alimentos de Paraguay.

Comedores a los que surten o han surtido con sus servicios.

Desde que empezamos a operar ya hemos beneficiado a más de 10 entidades: Comedor de niños Virgen del Rosario, Comedor de la Parroquia San Antonio de Padua, Hogar de niñas Santa Luisa de Marillac, Don Bosco Róga, La Fundación San Rafael con sus obras de caridad: Comedor Santa Magdalena de Canossa, Chiquitunga, San Joaquín, Giusiani, Casita 4, San Ricardo, Escuela Pa’i Alberto y el Policonsultorio Juan Pablo II y la Fundación Banco de Alimentos de Paraguay.

Personas que comen de lo que les entrega Mboja’o

Actualmente logramos ayudar en la alimentación de más de 450 personas diariamente, son personas que comen en las obras de caridad de la Fundación San Rafael y Don Bosco Róga.Mboja'o

Mboja’o en el diván

Nombre de su fundadora: Ximena Mendoza Renaut.

Edad: 26 años.

Miembros en el equipo: tres.

Sueños por cumplir: uno de mis grandes sueños es que Mboja’o pueda escalar regionalmente para beneficiar a más personas.

Alguna frase que te acompañe en tu trabajo diario: es una frase que me decía mi papá desde chica para animarme, “el mundo es de los que se atreven”.

Tu mejor virtud: la tenacidad.

Tu peor defecto: soy muy exigente conmigo misma, extremadamente perfeccionista.

Rosa Grimaldi La Fabrica de las PalabrasLa Fábrica de las Palabras es un blog dedicado a borrar las fronteras de un país rodeado de tierra llamado Paraguay, un país que me acogió con los brazos abiertos. Además, podrás encontrar artículos de mi especialidad, la estrategia de contenido, con la que ayudo a las empresas a posicionarse mejor en internet para que vendan más. Si te interesa este tema puedes entrar en mi grupo de Facebook, en el que te daré consejos para que publiques de una forma más efectiva en internet.

5 respuestas a “Cuando sepas cómo funciona este negocio (querrás crear el tuyo para mejorar el mundo)”

  1. ¡¡¡Qué grande Ximeeeee!!!

  2. y como se sustenta, economicamente el proyecto, retiro la comida from A, que si no iba a ser desechada, y se lo llevo a B, por un costo menor al que comprarian o les costaria elaborarla.
    ?

    1. No, le cobran a las empresas por su servicio y esa es su responsabilidad social, con la cual se diferencian de su competencia.

  3. Entonces, si entiendo bien… Mboja’o le cobra a las empresas de alimentos para recolectar la comida que les sobró y que de otra forma hubiesen vendido a menor costo (entre sus empleados) o desechado…
    De ser así es destacable.

    1. Mboja’o se dedica a eso específicamente. Lo que huebieran hecho las empresas con esos alimentos desconozco. Sí, su labor es muy destacable!

Deja un comentario