¿Eres feliz en tu trabajo?

Una vez tuve la suerte y desgracia de trabajar en una empresa en la que éramos cientos de trabajadores, los derechos laborales no eran prioritarios, las necesidades familiares secundarias y muchos sufrían enfermedades y estrés a causa de la actividad desgastante de la empresa.

Pensar que los trabajadores son robots es un error común entre los dirigentes de una organización y controlarlos por mecanismos que se asemejan a los de la Gestapo genera un malestar con el que es difícil convivir, además de otros muchos hándicaps con los que se encuentran los obreros de hoy.

Si bien la tendencia actual es hacia la precariedad y la inestabilidad laboral no hay que olvidar que una persona contenta y motivada es alguien a quien no le va a importar invertir su tiempo y esfuerzo en que las actividades de tu empresa salgan bien. El famoso “tu éxito es mi éxito” es aplicable aquí.

Pero ¿cuál es la ecuación exacta para conseguir que un empleado esté contento? La clave es tener en cuenta las necesidades de los trabajadores, que no son pocas. Gallup realizó una de sus encuestas a nivel global en 2013 y acorde a los resultados encontró que hay varios elementos que incrementan el nivel de compromiso de los trabajadores. Fíjate en cuáles son:

  1. La motivación no se consigue solo con un golpecito en las espaldas, es mucho más complejo. Algo que se aprecia ampliamente en un clima laboral es la crítica constructiva. En otras palabras, basarse más en las virtudes que en los defectos para empezar a trabajar en mejoras.
  2. Dar a conocer cuáles son los objetivos de la empresa. Nadie se puede motivar en un trabajo en el que no sabe adónde va. Comparte con tus trabajadores las metas REALES que la empresa se haya propuesto este año y a cinco años vista para que tus empleados se puedan colocar de tu lado y se identifiquen con ellas.
  3. Respetar sus derechos y necesidades dentro de las posibilidades de la empresa. Si no le importas a nadie dentro de la estructura de tu organización es difícil que te sientas a gusto en ella.
  4. Apoyar el desarrollo personal y la formación dentro y fuera de la empresa es otro de los disparadores motivacionales. Todo lo que aprenda el trabajador se volcará en la misma así que verlo desde ese ángulo te ayudará a INVERTIR más sabiamente. Además, que un trabajador entre a una empresa y se pudra en su puesto no es nada estimulante.
  5. Aprovechar las capacidades de los trabajadores, utilizarlas para que estos puedan ocuparse de tareas relacionadas con lo que saben hacer mejor y lo que más les gusta.
  6. Tomar en cuenta las opiniones de los trabajadores es sinónimo de que escuchar su voz, lo cual significa que el trabajador aporta valor. Esta es una forma de reconocimiento que motiva y empuja a seguir aportando.
  7. El buen ambiente laboral y tener, al menos, un buen amigo entre los compañeros es, según Gallup, otro de los factores para que las personas que forman parte de la plantilla de tu empresa se involucren.

Los trabajadores son los primeros clientes de una organización y, por ende, si están contentos van a evangelizar el mundo con tus productos y servicios. Una persona feliz en la esfera laboral genera unos efectos muy importantes en el desempeño de una compañía. Además, éstas son las que más trabajan, se ausentan menos y duran más tiempo en un puesto, lo cual retribuye de rebote en la empresa y en tener que invertir menos en formación. También afecta positivamente en la vida de esa persona y la de los que le rodean ya que emana felicidad y no quejas continuas.



Acerca del autor de esta entrada, Rosa Grimaldi

Rosa Grimaldi

Rosa Grimaldi es la fundadora de La Fábrica de las Palabras. En sus 6 años de trabajo desde el nacimiento de su negocio ha ayudado a más de 60 empresarios a tener presencia digital y a vender en Internet. Rosa ha escrito más de 25.000 palabras en su blog y más de 1500 posteos de contenido gratuito en las redes sociales que te ayudarán a destacar en Internet. Haz clic aquí para seguir a La Fábrica de las Palabras en Instagram.

2 comentarios

  • G. Laterza

    De acuerdo en todo. Pero el punto 6 es el más delicado. El trabajo para esta meta requiere el 90 por ciento del ingenio y la dedicación de ambas partes, empresarios y trabajadores.

    • grmldpqr

      Nadie dijo que fuera fácil y, si lo pensamos bien, aunque suene derrotista nunca llueve a gusto de todos. Aún así creo que es importante no matar la creatividad de los trabajadores e intentar hacerles felices para que puedan dar lo mejor de sí mismos.

Deja una respuesta