Las dos caras del fútbol: la historia de Óscar Cardozo

Óscar Cardozo la fábrica de las palabras

Óscar Cardozo, es un jugador muy querido en Portugal. En ese país fue tratado como un ídolo, de hecho, hasta tenía una canción propia: “tengan cuidado, él es peligroso, él es Óscar Tacuara Cardozo”. Sin embargo, en Paraguay vivió la fama de otra forma.

En Paraguay tuvimos goleadores históricos, desde el comienzo del fútbol paraguayo hasta el presente. Recordados jugadores como Arsenio Érico, José Saturnino Cardozo, Salvador Cabañas y Roque Santa Cruz, entre otros. Todos ellos amados por el país entero gracias a su aporte a la selección.

El caso de Óscar Cardozo es bien particular. Hubo una relación de amor y odio entre los seguidores, pero no se puede discutir que es uno de los mejores goleadores que tuvo el Paraguay. Posee una zurda poderosa y talentosa que lo hizo ser el encargado de los tiros libres y penales. También es un delantero de área, con una buena llegada y excelente en el juego aéreo, algo que el club Benfica valoró con mucho cariño.

Cardozo, fue apodado “Tacuara”, como se le llama al bambú en algunos lugares de Sudamérica,  por su altura (1,93m) y físico delgado.

Óscar Cardozo la fabrica de las palabras
Una disputa contra el uruguayo Martín Cáceres en un partido de la Champions League contra la Juventus de Italia

Historia de Óscar Cardozo

Es hijo de una humilde familia del interior del Paraguay, pero siempre tuvo el apoyo de su padre Genaro Cardozo y su madre Rosa María para que cumpliera su sueño de ser futbolista profesional.

Comenzó su carrera en el club 3 de Febrero en el año 2003, club dirigido por otro futbolista recordado del Paraguay, Saturnino Arrúa, donde jugaba en la intermedia (segunda división). Cardozo fue uno de los pilares que ayudaron al mencionado club a subir de división. Llegó a ser el artillero del equipo con 20 goles en 33 partidos.

El club Nacional fichó al joven Cardozo un año después de su debut con 3 de Febrero. Ya jugando en primera división y a los 21 años se convertía en un talentoso jugador, no solo para el club Nacional sino también para la selección Paraguaya. En Nacional jugó un total de 69 partidos y metió 30 goles.

No tardó en captar la atención de un club exterior y fue el equipo argentino Newell´s Old Boys quien ganó el fichaje de Óscar Cardozo. Jugó 33 partidos y metió 20 goles con ellos y a final de la temporada el histórico Benfica de Portugal ganó la carrera por su fichaje.

Óscar Cardozo la fabrica de las palabras
Un joven Cardozo en su breve paso por el Newell´s, donde rápidamente llamó la atención del Benfica

Un ídolo inesperado

En 2007 fue presentado en el Benfica por una suma de 11 millones de euros, siendo el sexto jugador más caro de la historia del club. En su primer año llegó a los 20 goles, mostrando su categoría como un delantero letal en el área.

No tardó mucho para que, con su ayuda, llegaran los títulos ganando la Taça da Liga, la copa de Portugal. Un año después de su fichaje ya había jugado 26 partidos de liga y había metido 17 goles, saliendo segundo en la Bola de Prata, premio que se otorga al goleador de la liga.

La temporada  2009-2010  fue su mejor período futbolístico. Ganó por primera vez la liga portuguesa y fue el máximo anotador con 26 goles en 29 partidos.

Cardozo abrazado por sus compañeros en el Benfica, donde también jugó otro paraguayo, Lorenzo Melgarejo

Obtuvo su mejor racha goleadora en la Europa League metiendo 10 goles en 13 partidos, con lo que contribuyó enormemente a que el equipo llegara a cuartos de final, donde fueron derrotados por el Liverpool de Inglaterra en un global de 3-5.

Óscar Cardozo seguía siendo una pieza clave en el equipo. En la temporada 2011-2012 llegó a los 100 goles con el Benfica en la liga portuguesa, transformándose en un ídolo para el club.

Llegó a su primera final internacional con el Benfica en 2012, jugando en la Europa league contra el Chelsea de Inglaterra, donde perdieron en un partido parejo 2-1. Finalizó el torneo con siete goles, lo que le posicionó como segundo en la tabla de goleadores.

Óscar Cardozo la fabrica de las palabras
El empate transitorio por parte de Óscar Cardozo en la final contra el Chelsea

Un año después de esa dolorosa derrota contra el Chelsea, Benfica llegó a otra final, de nuevo en la Europa league, aunque esta vez jugaba como suplente y entró en el segundo tiempo. El Sevilla triunfó en penales.

Su carrera en el Benfica terminó en el 2014, momento en el que Trabzonspor de Turquía le fichó. Se despidió del club con 172 goles siendo el máximo goleador extranjero del Benfica y teniendo en su haber un total de ocho títulos domésticos.

Su nivel no mejoró en el Trabzonspor y el Olympiakos griego terminó fichándolo 11 años después de despedirse del fútbol Paraguayo. Posteriormente, el club Libertad contrató a Óscar Cardozo ya con 34 años, para el torneo clausura del 2017.

La relación amor odio con un país entero

No podemos negar que Óscar Cardozo es un gran goleador, amado por los hinchas del Benfica, pero no siempre tuvo esa relación con nosotros los paraguayos. Muchos esperaban que Cardozo siguiera su racha goleadora con la selección, lo cual lastimosamente no pasó.

Se puede decir que la coincidencia de estar en el mismo tiempo con el máximo goleador de la selección, Roque Santa Cruz, opacó su participación. A mí personalmente me gustaría haber visto mucho más de él en la selección.

Un penal que pudo haberlo cambiado todo

En el partido más importante de la historia de la selección paraguaya, en el mundial de Sudáfrica, a un paso de ser semifinalistas por primera vez jugábamos contra un hueso difícil de roer, España. Cardozo llegó como ídolo a ese partido, ya que fue él el encargado de darnos el pase a los cuartos metiendo el último penal que nos dio la victoria contra Japón.

Sabíamos que derrotar a España iba a ser difícil y, como los fanáticos siempre buscan culpar a alguien, el penal fallado contra España hizo que la culpa cayera sobre Cardozo. De todos modos, lo que pasó en el estadio Ellis Park de Johannesburgo  no saca mérito a su carrera futbolística. A pesar de lo que digan sigue siendo el 16º mayor anotador de la selección con 10 goles en 35 partidos.

Óscar Cradozo la fábrica de las palabras
El penal de la victoria contra Japón, anotado por Cardozo

Se dice que para que un jugador sea bueno tiene que tener mucha confianza en sí mismo y se notaba que Cardozo tenía más seguridad en el Benfica que en la selección paraguaya. Quizá fuera por el trato que le dio la afición del Benfica versus la afición paraguaya. Nunca lo sabremos, lo que sí podemos afirmar es que es un gran jugador.

Mi nombre es Víctor Vera R.D. Soy estudiante de periodismo, amante de todos los deportes, especialmente del deporte rey ¡el fútbol! En mis artículos te estaré dando un recorrido por el origen e historia de los clubes. También vas a poder leer entrevistas sobre la vida de los deportistas destacados de nuestro país y vamos a hablar críticamente de qué se puede hacer en Paraguay para darle más protagonismo al deporte. Si necesitas contenido para una marca relacionada con el mundo del deporte contacta con La Fábrica de las Palabras, te puedo ayudar!

 

Deja un comentario