¿Qué contenido digital necesitas para generar confianza?

¿Te has fijado en la cantidad de horas que pasas conectado a internet? Según un estudio realizado por psicólogos británicos los adultos de hoy nos conectamos el doble de horas de las que creemos que pasamos mirando nuestros teléfonos.

Según otros estudios pasamos un promedio de entre tres a cinco horas conectados. Asusta, ¿no?

Contenidos para androides

¿Qué es lo que ha cambiado para que tan repentinamente estemos pasando tantas horas mirando las pantallas de nuestros móviles? ¿Nos hemos vuelto pequeños androides?

Bueno, sin querer quitarle méritos al que se pasa el día navegando en las redes con un comportamiento claramente adictivo, básicamente lo que ha cambiado es nuestra forma de consumir y trabajar.

La mayor parte de mis contactos y clientes opinan que Whatsapp se ha convertido en una herramienta esencial de trabajo, pues facilita el envío de imágenes y audios inmediatos que ayudan mucho a que todo fluya más rápido.

Si bien eso es cierto, la mayoría también está de acuerdo en que se ha convertido en un instrumento generador de ansiedad. Cada vez que oímos una nueva notificación nos da una sensación de malestar por el temor a que el mensaje sea de trabajo y comporte una carga a la que no podamos atender en este momento.

Nos hemos acostumbrado tanto a la inmediatez que nos hemos vuelto esclavos de ella.

La transformación en la comunicación y en el patrón de consumo

Nuestro patrón de consumo ha cambiado.

Todos sin excepción nos comunicamos a través de Whatsapp, Facebook, Messenger… Incluso las personas de edades avanzadas.  Nos pasamos el tiempo buscando información, mirando las opiniones de otros e intercambiando mensajes.

Si bien sigue siendo esencial la comunicación en persona (especialmente en el sector servicios), estamos postergando el momento del encuentro con las empresas o los productos que consumimos. Los consumidores hoy en día prefieren analizar la información de lo que ofrece una empresa, comparar precios y servicios, ver opiniones online, etc.

Luego contactan.

Cuando un cliente se pone en contacto contigo a día de hoy es porque realmente está interesado en lo que ofreces.

Prepárate para el examen

Ante esta situación deberás prepararte para que te sometan a examen, es decir, a que te conozcan a través de las plataformas existentes. ¿Cómo? Teniendo una web y unas redes al día en las que el consumidor pueda ver el carácter de la empresa y el tipo de productos o servicios que ofrece.

Puedes tener mecanismos de respuesta automáticos (bots) para responder a las preguntas más frecuentes, ya que tus clientes potenciales no esperarán hasta mañana para hacerte preguntas. Lo harán en el momento en que te encuentren. Por eso tendrás que estar preparado.

Con todo esto no estoy sugiriendo que se hayan anulado por completo las relaciones humanas, sino que se posterga la fase del contacto cara a cara. El momento en el que llamen o visiten tu empresa será cuando el proceso de venta requiera el componente humano. No olvidemos que hay muchos factores que pueden cambiar el precio de un mismo servicio, también la experiencia y el consejo serán algo que busquen de ti al llamarte o escribirte. El cara a cara sigue teniendo un gran valor.

Los errores más comunes a la hora de comunicarte con clientes potenciales

Algo que vengo observando hace tiempo es que muchos no saben responder correctamente la demanda de los clientes. Supongamos que hablamos de ti, que navegando en Internet encuentras las redes de mi empresa y me escribes a Facebook preguntando por el precio de la gestión de redes sociales de La Fábrica de las Palabras. Si yo te respondo “gracias por contactar, toda la información la encontrarás en mi web” suena a chorro de agua fría, ¿no? Pues debes saber que este error lo cometen muchos.

El problema aquí es que el usuario quiere las respuestas en el canal por el que te las está pidiendo. Así pues, si se conectan y te piden información a través de Facebook deberás contestar por Facebook y si te la piden por Whatsapp deberás contestarla por Whatsapp. Si cometes el error de hacerles cambiar de plataforma pueden pasar dos cosas: o bien cambian de plataforma porque están muy interesados en ti, o bien les perderás.

Te apuesto diez a uno a que ocurre lo segundo.

Relaciónate con tus clientes desde el ¡vamos!

La relación con los clientes comienza mucho antes de su contacto telefónico, por escrito o en persona. El usuario de hoy en día primero echa un vistazo, compara con otras empresas del sector y antes de comprometerse con la tuya poniéndose en contacto, se asegura de que lo que le interesa es lo que ofreces tú.

El consumidor actual está cansado de que le quieran vender, de que le digan que le queda bien o que es la solución perfecta y que todo sean palabras vacías. Hoy en día todos queremos decidir de forma autónoma, por lo que presionar lo único que conseguirá es ahuyentar.

En digital presionar es sinónimo de ahuyentar.

Cuando un consumidor te contacta es porque le interesa lo que ofreces y necesita de un profesional que pueda asesorarle y guiarle. Tenlo en cuenta.

¿QUÉ CONTENIDOS DIGITALES NECESITAS PARA GENERAR CONFIANZA?

Adelantarte a tus consumidores, saber cómo piensan y conseguir transmitir confianza supone una gran ventaja frente a otras empresas de la competencia. Estamos hablando de empresas que aún no han entendido que la tecnología está a sus pies y puede servirles para las ventas. Estos son los contenidos digitales que vas a necesitar:

  1. Redes sociales: lo primero es tener unas redes sociales actualizadas, que informen a los usuarios de los productos y servicios que ofreces y que hablen del carácter de la empresa.
  2. Página web: lo segundo es tener una web en la que puedan aterrizar para saber más sobre la empresa, conocer en profundidad qué productos y servicios ofrecen y encontrar contenido que pueda ayudar al consumidor a tomar una decisión de compra.

Lo voluntad final es la de que el sitio web tenga el máximo de visibilidad posible, por lo que una estrategia SEO detrás de cada contenido será esencial para conseguirlo.

  • Deberás poder responder las dudas de tus clientes antes de que compren: por ejemplo, si todos tus clientes te preguntan siempre las mismas cosas crea un artículo en tu blog que las resuelva.
  • Trabaja en tu reputación digital y posiciónate como experto en tu área: el hecho de que demuestres que sabes sobre un tema te ayudará a posicionar tu marca personal y a vender más.

Este es el inicio de la comunicación entre tus consumidores y tu empresa. Es importante que tengas en cuenta que no deberá existir brecha entre la comunicación personal y los contenidos digitales. Todo el discurso deberá ser el mismo, tanto si contactas vía online como si te acercas y preguntas en persona.

Rosa Grimaldi La Fabrica de las PalabrasAdemás de lo básico, que es todo lo que te acabo de mencionar, puedes trabajar en contenidos como lead magnets, páginas de ventas, de aterrizaje, email marketing y otros con los que estamos acostumbrados a trabajar en La Fábrica de las Palabras.

Contáctame si vas muy perdido y podré ayudarte con el marketing de contenidos de tu empresa. Domina la tecnología y que no te sobrepase. Aprovecha sus ventajas y prepárate para estar siempre al día, ya que en este sector todo cambia en cuestión de horas.  Los profesionales de hoy deben prepararse y entender la realidad en la que nos encontramos. El que no entiende “está vendido”.

Deja un comentario