Paraguay hermoso y espinoso, entrevista al artista Ricardo Álvarez

ricardo álvarez

Ricardo Álvarez dejó Cuba habiendo estudiado diseño y bellas artes y se fue a Caracas, Venezuela. Trabajó haciendo storyboards y reproducción de cuadros para escenografías en telenovelas. Posteriormente el amor le llevó hasta París junto a Silvana Nuovo a quién había conocido en Cuba.

Pasaron seis años viviendo en la capital parisina cuando decidieron mudarse a Paraguay, donde vivían los padres de ella. Empezaron de cero fundando la productora audiovisual Kinemultimedia. En el seno de esta productora, crearon juntos los documentales “Ogwa, memoria de un pueblo” y “Paraguay fue noticia”, con los que representaron a Paraguay en varios festivales internacionales de documentales y de cine.

En el 2014 tomaron la decisión de dedicarse enteramente a las artes visuales, especialmente a la pintura.

En esta entrevista Ricardo Álvarez nos habla de su experiencia en el mercado artístico paraguayo y de las dificultades para vivir del arte en Paraguay. Algo que, según él, va mucho más allá de la manera en que los artistas conciben su obra. Tiene que ver con la manera en que en Paraguay se concibe  el mercado del arte.

¿Qué sentiste cuando viniste por primera vez a Paraguay?

La primera vez que vine a Paraguay fue a exponer en la galería Multiarte de Liliana Segovia, luego nos fuimos con Silvana a París, donde ella se encontraba estudiando en La Escuela Nacional Superior de Bellas Artes.ricardo álvarez

Francia fue una gran escuela en todos los sentidos, allí me formé en escritura y realización documental y regresé a Paraguay para hacer el documental sobre Ogwa, un pintor indígena chamacoco.

Viajé a Bahía Negra, Alto Paraguay, parte del viaje por el río y fue muy hermoso. Vimos un yaguareté cruzando el río y lo rodeamos unos minutos con nuestra lancha para filmarlo antes de que alcanzara la orilla y se perdiera en la espesura.

Estuve filmando en la comunidad de Ogwa los bailes rituales que él representaba en su obra e indagando en la comunidad sobre su vida. Ese viaje está impregnado en mi alma y aflora hoy en día en mi obra. El río, el monte, los animales y la cosmogonía misteriosa y fascinante que representaba Ogwa son mis primeros contactos con Paraguay.

Paraguay fue una apuesta a lo desconocido. No es lo mismo ir de visita a un país que deciricardo álvarezdirse a establecerse allí. Hay muchas oportunidades aquí pero es difícil generar una voluntad de cambio.

¿Cómo un artista puede vender arte en Paraguay?

El mercado no está desarrollado y no hay la necesaria retribución. Dedicarte solo a la pintura es un riesgo muy grande, es como vivir al límite.

Los incentivos no son suficientes. Los artistas viven al margen, sin garantías sociales y el arte no es reconocido como una verdadera profesión a nivel social y político. Una evidencia de esto es que en el pasado debate presidencial no se habló de la cultura como uno de los temas de gobierno de los proyectos que representaban los presidenciables.

Suponiendo que Paraguay fuera un paraíso para los artistas plásticos ¿cómo debería ser el mercado según tu criterio?

artistas
Veraneando en el salón

Debería haber fondos suficientes de parte del Estado para que los artistas puedan sostener una obra creativa, independiente de los condicionamientos del mercado, que es eminentemente decorativo. Facilidades a las empresas o grupos privados que adquieran obras de arte o colecciones en relación a sus impuestos.

También programas de internacionalización de la obra, formación y profesionalización de los artistas, residencias artísticas e intercambios. Debería haber galerías cuya propuesta no fuera la acumulación de obras sino un trabajo  con un grupo de artistas que responda a una línea editorial.

Hacer que su obra crezca, se valore y cuidar los presupuestos creativos del artista. Dirigir al público en la adquisición de las obras como una inversión, según una propuesta que venga de la mirada especializada del galerista.

¿Cómo vives el arte en el día a día?

ricardo álvarez
Uno de los retratos de Ricardo Álvarez

Cuido mucho el tener toda la libertad al emprender un proceso creativo. Hago series que tratan sobre reflexiones que desarrollo en ese momento en un grupo de obras. Tomo riesgos, ya que las obras de algunas series no se parecen a las otras y el público lo que quiere es identificar tu pincelada.

En mi opinión ya hay muchos artistas que trabajan de esta manera. No es tan importante que se reconozca la autoría como que la formalización de la obra responda a las necesidades conceptuales que la han generado.

También hago retratos por pedido, pero es algo que me gusta hacer, es un ejercicio pictórico muy interesante, así como los músicos que estudian varias horas al día.

¿Desde qué criterio la gente se acerca al arte en Paraguay?

Estando en una galería de arte he visto al público acercarse a mi obra, contemplarla por un rato, crear una relación con ella y luego girarse y preguntar si tienen obras de tal o tal artista.

La gente no se atreve a comprar algo que simplemente le gustó, sino que se sienten más seguros comprando una obra que está legitimada porque muchos otros la tienen, comprar un nombre. Eso me parece una gran limitación.

ricardo álvarez
La familia

La saturación del mercado de unos pocos artistas, porque estos ya están aceptados en el universo estético del público, va en detrimento de la propia obra, ya que una producción masiva resta valor a la obra y fatiga formal y creativamente al artista.

¿Cómo te definirías como artista?

Creo que hoy en día no existen más las divisiones estilísticas que surgieron en la modernidad. Ya no es tan importante la formalización sino lo que ella contiene o vehicula. No es el objeto sino su sombra.

Mi obra tiene presupuestos poéticos que definen la construcción de la imagen y del universo simbólico que la conforman. A través de ellos voy descubriendo diversas aproximaciones al tema en el que me encuentre reflexionando en ese momento. El arte me ayuda a responderme las grandes preguntas de la vida que de otra manera no podría responder.

¿En qué obras estás trabajando hoy en día?

Ahora estoy trabajando en una serie que se llama Historias del Rosal. Los personajes principales son las rosas, las luciérnagas, otros animales como el venado y el yaguareté y, por supuesto, los humanos. El Rosal es el Paraguay y, en extensión, el mundo que se va globalizando, transformando y consumiendo a través de la explotación de los recursos que la naturaleza ofrece. Un rosal hermoso pero espinoso, que va sustituyendo la riqueza y la diversidad del monte.

ricardo álvarez
El viaje de las luciérnagas

El viaje de las luciérnagas, por ejemplo, refleja a las personas que vamos contracorriente, lo cual está representado mediante estos seres luminosos que llevan en sí su propia luz.

El bote simboliza el viaje hacia la otra orilla, el tratar de alcanzar lo quimérico y el mar es lo desconocido, el riesgo, un plano de existencia en constante movimiento y cambio. Hay muchos más elementos que conforman el cuerpo discursivo de esta serie y que irán apareciendo a medida que se desarrollen las obras.

Las luciérnagas, por ejemplo, vienen a partir de un texto de Georges Didi-Huberman, pero el verdadero catalizador de su presencia en la obra fue el encuentro que tuve hace poco con una luciérnaga en el jardín de unos amigos. Hacía muchos años que no veía una. Sentí que venía a ratificar el sentido de su presencia en el texto de Huberman y a invitarme a hacerlas parte de esta serie.

¿A qué otras actividades te dedicas?  

ricardo álvarez
La visita del novio

Estoy creando un emprendimiento que se llama Mundo Pacífico, comida vegetariana para todo el mundo. Son productos congelados que pensamos para el público vegetariano, ya que ellos no suelen encontrar comida empaquetada lista para comer (lasagnas, risottos, etc). También tenemos cerrados al vacío, como los que hacían nuestras abuelas, sin conservantes ni aditivos.

Este emprendimiento me parece, en cierto modo, una acción artística. Parto de la convicción de que necesitamos cambiar nuestros hábitos alimenticios para que la tierra no se caliente dos grados, lo cual va a suponer algo terrible para la humanidad, según un reporte de 1500 científicos presentado en la Cumbre de París.

Es tomar posición y hacer algo para que las cosas cambien. Desde el arte uno trata de generar una longitud de onda que toque el corazón de la gente.

El arte completa en el hombre lo que el deseo y la codicia le restan de humano.

El sentido con el cual uno hace las cosas lo cambia todo. Podría decir que voy a hacer comida vegetariana solo como negocio, pero prefiero hacerlo con sentido, por mis convicciones, por contribuir con un cambio que creo muy necesario y que puede perfectamente generarse desde lo que comemos. Cómo utilizamos el agua y otros recursos y cómo encaramos nuestros procesos productivos cambia todo el planteamiento y determina cómo va a ser la acción y cómo la recibe el otro.ricardo álvarez

También hago mucho deporte y practico artes marciales. Soy instructor de aikido y tercer dan en esta disciplina. Creo que el cuerpo también es una herramienta que hay que cuidar y mantener.

¿Cómo contactar contigo para conocer tu obra?

A nivel comercial yo publico en redes sociales. En la única galería en donde suelo exponer es en Fábrica Galería Club de Arte. En mi obra se interesan sobre todo coleccionistas, pero también algunas personas que gustan del arte y se identifican con obras mas seductoras a nivel formal y poético, donde el humano está representado en una exagerada pequeñez en relación a todo lo que nos rodea y pretendemos dominar o poseer.

Si quieres contactar directamente con Ricardo Álvarez puedes hacerlo llamando al +595 971502360.

Rosa Grimaldi La Fabrica de las PalabrasMi nombre es Rosa Grimaldi, fundadora de La Fábrica de las Palabras, un blog en el que doy a conocer Paraguay en el mundo y a través del cual puedes ver los servicios de redacción digital que ofrezco para empresas. Si necesitas ayuda con tu blog, redes sociales o web contáctame y te ayudaré a destacar en digital.

Deja un comentario