Razones para NO hacer transformación digital en las empresas

La transformación digital en las empresas nunca ha estado más cerca de los empresarios. A pesar de todo, muchos siguen mirando hacia otro lado, como cuando quisieron imponer la zona azul en Asunción, Paraguay (me refiero a los parkings de pago).

transformación digital empresas

Parecía que era inminente, que ya llegaba y al final…“nos salvamos”. En contrapartida, nos quedamos con un montón de personas de dudosa honradez a los que pagas o te rayan el coche o ve tú a saber. Por si acaso, tú paga y no preguntes demasiado.

Asunción se quedó sin zona azul. Miró hacia otro lado cuando algunos consideraron que tocaba evolucionar y se quedó con su viejo sistema de “cuidacoches” (lo pongo entre comillas porque la mayor parte de veces no los cuidan).

Los motivos de fondo los desconozco y, como no tengo una bola de cristal, no sé si habría sido mejor para la ciudad (no es que sea apasionada de las zonas azules…). Lo que sí sé es que (por el momento) nos quedaremos con la incógnita de si ese sistema hubiera resultado en un sistema más justo y en una mejor imagen de cara al turismo.

Pues bien, lo mismo que pasó con la zona azul en Asunción está pasando con las empresas que necesitan imperiosamente una transformación digital.

Cuál es el GRAN problema de la transformación digital para las empresas

En realidad, el problema de la transformación digital para las empresas es justo lo que acabo de decir: la TRANS FORMACIÓN.

transformación
transformación digital empresas

Trans significa cambio.

Formación significa forma.

Una transformación significa un cambio de formas.

¿Qué formas? Las formas en las que las empresas hacen las cosas.

La forma en la que entienden el mundo.

La forma en la que operan.

Y claro, como para transformarse lo primero y esencial es QUERER esa transformación, pues muchos se quedan mirando hacia otro lado porque sencillamente no tienen ganas.

A ver, dime, ¿conoces a alguien que haya dejado de fumar o que haya bajado de peso sin quererlo?

Yo no. Por lo menos a mí ambas cosas me han costado mucho tiempo y voluntad (sí, fumé 9 años y cada vez que lo pienso me arrepiento)

Entonces, transformarse es un estado mental.

Ni más ni menos.

La diferencia entre la transformación digital de una empresa  y la zona azul de Asunción es que la primera es un fenómeno mundial del que no podrás escapar. 

No solo los “yanquis” y los europeos están más conectados a Internet que nunca (por la pandemia). Todo el mundo (incluido Paraguay) se ahorra tiempo, salud y dinero comparando online, aprendiendo en digital, haciendo gimnasia a través de las pantallas, comprando a través de Internet, etc.

La ecuación que seguimos desde que empezó la pandemia por Coronavirus es ésta: 

Más tiempo en casa + mismas necesidades que antes = consumo a través de Internet

Puedes ignorarla (si quieres) pero no creo que puedas refutármela (igual son bienvenidas las refutaciones en los comentarios).

QUÉ HACER ANTE LA DESGANA DE TRANSFORMAR DIGITALMENTE LAS EMPRESAS

Cambiar de mentalidad. La clave es el mindset con el que te tomas la TRANS FORMACIÓN

Obviamente, si quieres dejar de fumar y miras tu último cigarrillo con lágrimas en los ojos está bien claro cuál va a ser tu desenlace.

Ya te lo digo yo: vas a seguir fumando.

Lo mismo ocurre con la digitalización de una empresa. Si lo ves con estos términos: 

“Con lo ocupado que ya estoy, ahora añadirme una responsabilidad más…

“Uf qué pereza, con lo mal que me llevo con la tecnología”

Va a ser difícil, por no decir imposible que te digitalices.

¿Qué pasaría si vieras la transformación digital con frases como éstas?

  • Mi empresa va a ganar más dinero (entrarán los clientes de siempre, los del mundo presencial y, a la vez, los del mundo digital)
  • Mi empresa será internacional en Internet
  • Mi empresa va a tener control y acceso a datos que nunca antes tuve
  • Mi empresa va a ser más accesible al público y voy a poder dialogar más con mis clientes

¿Qué tal? ¿A que suena mejor?

Lo que te va a sonar a música celestial es que no es tan difícil como parece, en realidad.

Solo necesitas ponerte en marcha, empezar a crear tu estrategia única, la que funcionará con tu empresa.

¿Cómo se hace?

Si no sabes por dónde empezar te sugiero es que rompas el hielo con esta pantalla y cambies tus viejos hábitos tomando una cita aquí.

No pierdes nada.

Te presto mi mente por 10 minutos para analizar tu caso particular.

En nuestra reunión voy a escuchar lo que está pasando en tu empresa hoy y te daré el mapa de lo que tienes que hacer para alcanzar la transformación digital.

Nada puede cambiar si sigues haciendo lo mismo de siempre. Deja que 2021 sea el año de darle nuevas oportunidades a ti mismo y a tu empresa.

Recuerda, 10 min. En este link



Acerca del autor de esta entrada, Rosa Grimaldi

Rosa Grimaldi

Rosa Grimaldi es la fundadora de La Fábrica de las Palabras. En sus 6 años de trabajo desde el nacimiento de su negocio ha ayudado a más de 60 empresarios a tener presencia digital y a vender en Internet. Rosa ha escrito más de 25.000 palabras en su blog y más de 1500 posteos de contenido gratuito en las redes sociales que te ayudarán a destacar en Internet. Haz clic aquí para seguir a La Fábrica de las Palabras en Instagram.

Deja una respuesta