Coworking: antes de tomar una decisión, lee sobre sus ventajas y desventajas

El coworking es un nuevo modelo de trabajo en el que distintas personas de diferentes sectores trabajan juntas bajo el mismo techo. Pero, ¿por qué los trabajadores freelance eligen cada vez más esta opción? ¿Qué hay de conveniente y de inconveniente en este modelo de oficina compartida? Hoy ponemos el modelo del coworking bajo la lupa en La Fábrica de las Palabras.

Definitivamente el espacio sí importa. No solo hablamos de los metros cuadrados que estén disponibles a tu alrededor, sino también la calidez de los espacios y de cómo estos te hacen sentir.

La mayoría, cuando habla de decoración, se refiere a dejar un espacio bonito y agradable en el que estar. Son pocos los que hablan del confort, del clima de trabajo y del aumento de productividad que puede llegar a aportar el interiorismo en una oficina.

Obviamente, cuando se trabaja en un puesto en el que el diseño es monótono y el trabajo también, lo más probable es que falten más al trabajo, busquen vías de escape como ir al baño entre otras cosas.

Las empresas tradicionales suelen tener diseños funcionales y modernos, pero nada inspiradores. Por eso el coworking es un espacio de trabajo con, cada vez, más adeptos.

¿Qué es el coworking?

Empecemos por ahí. Un espacio de coworking es cuando varios profesionales independientes  comparten un espacio físico de trabajo. Ese espacio normalmente lo ofrece un tercero y cada freelance paga su alquiler en ese espacio en función a la calidad del espacio, la privacidad del mismo y el uso de los espacios comunes.

¿Qué hay en un coworking?

En el coworking hay áreas de trabajo en grandes mesas que están pensados para trabajadores independientes. Suelen ser mesas largas, con espacio para un laptop, una toma de corriente y el acceso a wi-fi, poco más.

coworking

Estos espacios son los más económicos pero los más ruidosos, ya que en cuanto alguien recibe una llamada, todos pueden escuchar la conversación sin barreras.

En un coworking, además de esos espacios, hay pequeñas oficinas compartidas o individuales. Así pues, dependiendo de lo que necesites podrás elegir entre esta opción o la anterior. Eso sí, el importe de alquiler puede llegar a doblarse o a triplicarse en los espacios privados.

Los coworking spaces suelen disponer de una o varias salas de reuniones para que las utilicen todos los inquilinos. Eso sí, la inscripción en los espacios ha de ser muy rigurosa para que así todos puedan beneficiarse de esos espacios por igual.

También suelen tener frigorífico, armarios, cocina, microondas para que cada uno pueda llevarse su comida pero, además, espacios de relax comunes donde poder relacionarse con el resto de trabajadores de la oficina.

Los que optan por este modelo de trabajo suelen tener los servicios de secretariado incluidos, es decir, una persona que está en la entrada de la oficina que avisa en caso de visita, que te entrega el correo y que te pasa llamadas en el caso de que las haya.

Cualquier espacio de coworking que se precie se caracteriza por una decoración de las que hacen sentir a los trabajadores que están en el mejor puesto del mundo, buen internet, espacios de descanso, acceso a servicios como, por ejemplo el agua y la luz y papel de wc y hasta plazas de parking para los que estén interesados en tener un espacio donde aparcar cerca.

¿Qué características tiene un coworking?

coworking

Las principales características de un espacio como éste son varias:

Es un espacio de comunicación y de compañerismo: por más que el que tengas sentado al lado no tenga nada que ver contigo y tu empresa, en algún momento cruzarás palabras y te ganarás unos cuantos nuevos compañeros y ¿por qué no? Hasta clientes.

Separas lo laboral de lo personal: trabajar en un espacio de coworking ayuda a no mezclar la vida personal con la vida laboral, lo cual es un plus para la salud mental. Por un lado, no tendrás interrupciones de tus hijos ni tampoco te tentarán los quehaceres de tu hogar.

Imagen positiva para tu marca: tener un work space puede ayudar a que posicionen tu marca como tú quieras que la perciban. Por ejemplo, a la hora de tener reuniones con clientes, si les propones un encuentro en tu oficina, verán una dosis de cómo tú entiendes el mundo.

Tener el horario que tú quieras: haciendo coworking puedes ponerte el horario que prefieras, dependiendo del trabajo que tengas en el día y de tus obligaciones personales.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene un coworking?

El mundo está cambiando y también lo hacen los nuevos freelances.

Rápidamente, una persona con iniciativa y que está sola en su trabajo puede ver las ventajas de trabajar en un espacio de coworking y éstas son algunas de ellas:

Networking: quedarte en casa quizás te dé paz mental, pero nadie te salva de las idas hasta el frigorífico para ver qué hay en él, atender a cualquier reparador que estés esperando para que haga llamadas o comer frente a tu equipo sin que nada ni nadie aporte algo de color a tu día.

Inspiración: los espacios coworking están pensados para que te den ganas de quedarte en ese espacio. Así no da miedo ni desgana llegar al trabajo, sino todo lo contrario.

Relación con tus pares: personas como tú están ocupando los espacios de esa gran oficina. Hablar con ellos, además del networking del que hablamos previamente, te dará su visión sobre tus productos o servicios. Estar a la escucha de todo lo que ellos te puedan aportar te ayudará a tener más visión.

Despreocupación: si hay café en la máquina, si hay papel en el inodoro o si la conexión a Internet falla ya no será problema tuyo. Tú pagas, ellos te dan el resto.

coworking

Flexibilidad: si tu pequeño emprendimiento crece con el tiempo y necesitas más capital humano, tendrás la ventaja de poder ampliar los espacios alquilados en la oficina. ¡Flexibilidad ante todo!

Espacios compartidos: todos los inquilinos usan la recepción, las salas de espera, la cafetería, cocina, bar o terraza en caso que la haya. Así, si eliges un espacio de coworking disfrutarás de más por menos dinero.

Pero como todo en la vida, nada es perfecto y para ser sinceros, trabajar en un coworking puede tener sus inconvenientes. Estos son algunos de ellos:

Sala de reunión no disponible: ¿qué podría salir mal en un coworking? Podría ser que la sala de reuniones no esté disponible. Si necesitas convocar una reunión de último minuto y la sala o salas no están disponibles, te quedarás sin reunión.

Ruido: dependiendo de la naturaleza del trabajo el ruido podría jugar en  tu contra a la hora de ser productivo. Siempre vas a estar expuesto sonidos de teléfono, murmullo de voces y, si tienes muy mala suerte, hasta un compañero que hable a los gritos por teléfono.

Compañero non-grato: si tienes la desgracia de que te sienten al lado de alguien que te cae mal, dependerás enteramente de lo económico para que te cambien a un espacio mejor.

¿Qué es el coworking y cómo mejora el rendimiento de las empresas?

Como sabes, el coworking es donde compartimos un work space con desconocidos. Es un lugar de relacionamiento humano, por lo tanto, de felicidad para todos aquellos que rinden más estando en un espacio con otras personas.

Si la pandemia ha dejado algo claro es que hay personas que trabajan mucho más y mejor cuando están en un ambiente social y no aisladas en sus casas. Además, tal como comentamos anteriormente, el interiorismo en una oficina puede jugar un papel muy importante en la productividad de los trabajadores.

Cómo hacer un coworking en casa

Siempre que tengas una habitación extra en tu casa, vas a poder crear allí tu propio working space. Sobre todo ten en cuenta estos puntos:

Consigue un espacio adecuado: buena iluminación por luz natural, ya que te va a generar una sensación de bienestar.

Diseña tu espacio: pinta las paredes, compra muebles de oficina, decora con plantas y cuadros. Hasta puedes poner frases inspiradoras con las que quieras que tú y los demás trabajadores de la oficina se identifiquen.

Decora como si fuera realmente una oficina, haz que ese espacio sea totalmente diferente a lo que es tu hogar.

Y teniendo todo esto en cuenta, ¿qué prefieres tú, tu propia oficina o alquilar un work space en una oficina de coworking?

.


Acerca de mí, Rosa Grimaldi

Rosa Grimaldi

Soy la fundadora de La Fábrica de las Palabras, agencia y escuela de transformación digital donde brindamos la mejor y más accesible formación en marketing digital para pequeñas marcas. Al enseñar a partir de los métodos aplicados y probados en nuestra agencia, simplificamos el proceso, garantizamos resultados y traducimos el complicado arte del marketing digital a un lenguaje entendible y manejable por cualquier empresario, freelance o especialista en marketing digital. Leer más

scroll-top